ACTUALIDAD REFORMA TRIBUTARIA

Dujovne: "Nos critican porque no abrimos de golpe la economía"

El ministro de Hacienda negó hoy que las reformas promovidas por el Gobierno estén en línea con las aplicadas en Argentina en la década del '90.

El ministro de economía, Nicolás Dujovne.
El ministro de economía, Nicolás Dujovne. Foto:dyn

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, negó hoy que las reformas promovidas por el Gobierno estén en línea con las aplicadas en Argentina en la década del '90, al sostener que el Ejecutivo recibe críticas por "no" abrir "de golpe la economía" y destacar que la administración central "pone el foco en la reducción de la pobreza" Además, prometió que los cambios impulsados desde su cartera lograrán establecer "un sistema tributario normal en cinco años".

Dujovne, consultado por radio Con Vos sobre si las reformas promovidas eran similares a la de los '90, contestó: "No, para nada. Nos critican porque no abrimos de golpe la economía, porque sabemos que tenemos que integrarnos al mundo pero gradualmente para cuidar el empleo. Es un programa que pone el foco en la reducción de la pobreza". 

"Este es un programa consistente desde el punto de vista macroeconómico, y decidimos ser absolutamente cuidadosos y graduales en la corrección de los desbalances de la economía Argentina", buscó contrastar.

Y agregó: "Estamos pidiendo que nos juzguen por cuánto vamos a bajar la pobreza en Argentina. Si eso es el foco, está claro que tenemos un foco totalmente distinto al que tuvo Argentina en el pasado".

No obstante, defendió la supresión del concepto de "irrenunciabilidad" de la ley de Contrato de Trabajo impulsada desde la cartera de Jorge Triaca, que sirve para rechazar cambios de condiciones laborales, al sostener que "Argentina necesita modernizar algunas regulaciones porque lo que hay que proteger es la capacidad de generar empleo".

Asimismo, se manifestó a favor de la anunciada búsqueda de un cambio de la fórmula del haber jubilatorio, al decir que "no hay países desarrollados que incluyan a la recaudación" para su conformación, y postuló una actualización con una "combinación de inflación y salarios" de trabajadores activos.

"Nosotros tenemos dos objetivos: bajar impuestos y bajar el déficit. Esta reforma la aplicaremos en cinco años. Salvo la devolución de IVA para empresas, todo lo demás se va ir escalonando para llegar a un impacto pleno en cinco años", calculó el ministro. Y ejemplificó: "Una empresa Argentina puede mirar el futuro con optimismo y decir: 'En cinco años, voy  a converger en un sistema tributario normal como el que existe en otros países del mundo'".