ACTUALIDAD EL POLÉMICO FALLO DEL 2X1

El Congreso puede tirarle un salvavidas a los jueces de la Corte

Un proyecto en la Cámara de Diputados puede cambiar el foco del debate sobre los represores.

Debate en Diputados para bloquear la reducción de penas a los condenados por delitos de lesa humanidad.
Debate en Diputados para bloquear la reducción de penas a los condenados por delitos de lesa humanidad. Foto:DyN
El Congreso le ofrecerá un salvavidas a la Corte Suprema después del polémico fallo que decidió otorgar el beneficio del 2 por 1 para bajarle la condena a un represor. La Cámara de Diputados discutía esta noche un proyecto “aclaratorio” y consensuado entre los bloques para impedir que el beneficio del 2 por 1 sea aplicado en casos de delitos de lesa humanidad.

El proyecto se podría convertir en ley la semana que viene, cuando el Senado lo trate. La maniobra permitiría descomprimir el clima hostil contra el máximo tribunal y disminuir, al menos por ahora, las chances de un juicio político contra los tres jueces que aprobaron la resolución: Horacio Rosatti, Carlos Rozenkrantz y Elena Highton de Nolasco.

De todos modos, la convocatoria de la marcha a Plaza de Mayo, con los organismos de derechos humanos al frente, definirá en gran medida el futuro del clima político. En la sesión de la Cámara de Diputados estuvieron presentes en los palcos Estela de Carlotto y otros referentes de la lucha por los derechos humanos, que leyeron el accionar de los jueces como un intento de retroceder en la política que el Estado venía llevando en la materia.

Temprano, el diputado Pablo Kosiner, del Bloque Justicialista, interpuso ante la propia Corte Suprema un recurso de nulidad sobre el fallo explicando que ya existe una ley, que data de 2015, de Horacio Pietragalla, que establecía que no se podían tocar las condenas a los autores de delitos de lesa humanidad.

En este contexto, el kirchnerismo intenta avanzar con un pedido de juicio político contra los tres miembros de la Corte que apoyaron el fallo, aunque para que tenga éxito, necesitarían un amplio consenso, que hoy todavía no está.

En la sesión, pese al consenso, hubo pirotecnica verbal. Elisa Carrió culpó al Frente para la Victoria por no haber regulado el tema durante 12 años de gobierno, mientras que Héctor Recalde, jefe de la bancada K, disparó contra el Gobierno. “Aunque el gorila se vista de seda, gorila queda”, dijo en alusión al cambio de postura de los funcionarios, que primero respaldaron el fallo, y luego lo repudiaron.