ACTUALIDAD SUSTO

Evacuaron una sede de la AMIA por "una falsa" amenaza de bomba

El edificio de Uriburu 650 quedó vacío durante una hora. Las actividades se están retomando y se está volviendo a la normalidad.

AMIA
AMIA Foto:Google Street View
Luego de una llamada anónima al 911 por una presunta amenaza de bomba, una de las sedes de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ubicada sobre Uriburu 650 en el barrio porteño de Balvanera, tuvo que ser evacuado. 

El personal de la Policía Federal y la Brigada de Explosivos de la Policía de la Ciudad revisó el edificio, pero hasta el momento no se encontró ningún artefacto peligroso. En dicha sede funcionan el Centro Integral de Adultos Mayores, la oficina central del Servicio de Empleo y diferentes programas sociales de la entidad. 

La gente está retomando su actividad. No sabemos todavía si está todo bien, estamos evaluando lo sucedido”, así lo confirmó Daniel Pomerantz, Director Ejecutivo de la AMIA, en diálogo con la agencia AJN. Agregó que el edificio fue evacuado durante una hora, y que luego de que se revisara el edificio se está volviendo a la normalidad.

"AMIA exige a las autoridades que se adopten todos los esfuerzos necesarios para investigar el origen y naturaleza de la amenaza recibida. Lejos de querer generar intranquilidad o preocupaciones desmedidas, AMIA se ve en la obligación de recordar que el hecho de haber sido elegida como blanco del terrorismo internacional hace ya más de 22 años -en un atentado que causó la dolorosa pérdida de 85 vidas y 300 heridos- obliga a esta institución demandar los mayores niveles de seguridad y prevención, y prestar máxima atención a este tipo de provocaciones destinadas a sembrar alarma y temor", afirmó la entidad en un comunicado.

La amenaza tuvo lugar un día después del homenaje a Alberto Nisman, fiscal a cargo de la investigación del atentado a la AMIA ocurrido en 1994, quien apareció muerto el 18 de enero de 2015, días después de denunciar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a varios de sus funcionarios por presunto encubrimiento.