ACTUALIDAD DéBORA PéREZ VOLPIN

#JusticiaPorDébora, el hashtag que impulsa el ex marido de Pérez Volpin para que se esclarezca el caso

En una publicación en su cuenta de Instagram, Marcelo Funes aseguró además que a su expareja “le robaron la vida”.

Traslado del cuerpo de Débora Pérez Volpin al cementerio de Chacarita
Traslado del cuerpo de Débora Pérez Volpin al cementerio de Chacarita Foto:Marcelo Silvestro

Pocas horas después del sepelio de la periodista y legisladora, Débora Pérez Volpin, su ex marido y padre de sus dos hijos, el camarógrafo Marcelo Funes, compartió en su cuenta de Instagram una imagen de la comunicadora en la que aparecía sonriendo con un gran ramo de flores.

“Estaba orgullosa en su nuevo lugar de trabajo”, afirmó en el post. Y agregó varios hashtags, entre los que constaban #JusticiaPorDébora y #LeRobaronLaVida. Ese último hace alusión a la incertidumbre que rodea a la muerte de la legisladora porteña, de 50 años, ocurrida el pasado martes 6 luego de haberse sometido a una endoscopía en el Sanatorio de La Trinidad, en Palermo.

Su repentino deceso provocó asombro y dolor entre familiares, amigos y seguidores, que participaron masivamente de su velatorio. Fue en ese acto de despedida que el periodista Julio Bazán conversó con la madre de su excompañera y reveló en LN+ parte del conmovedor diálogo que mantuvieron.

“Fui al velatorio y cuando me vio, vino corriendo la madre, me abrazó llorando y me dijo: ‘Julio, me la robaron, me la mataron’. Y la incertidumbre que hay está ahondando este dolor, lo exacerba. Los familiares lo aclararon muy bien, ellos no quieren venganza pero quieren saber qué pasó”, explicó Bazán y agregó que en ese momento solo atinó a abrazar a Marta Lea Volpin, quien está devastada.

En las últimas horas trascendió que desde el nosocomio habrían asegurado que la legisladora tenía hepatitis. Mientras tanto se desarrolla una investigación para determinar qué pasó durante la endoscopía, luego de que la pareja actual de Pérez Volpin, el periodista deportivo Enrique Sacco, denunciara el hecho en la comisaría 23 de la Ciudad de Buenos Aires, ante la posibilidad de que hubiera existido errores por parte del equipo médico que la atendió. Este viernes, la Justicia allanó el sanatorio y no encontró registros en video del estudio médico.