ACTUALIDAD EN PIE DE COMBATE

Los hermanos Moyano contra la reforma laboral

Con dos estilos diametralmente opuestos, Facundo y Pablo Moyano salieron a diferenciarse del acuerdo al que llegó la CGT con el Gobierno.

Facundo y Pablo Moyano
Facundo y Pablo Moyano Foto:Cedoc
Tras el anuncio del acuerdo del Gobierno con la CGT por reforma laboral, los hermanos Facundo y Pablo Moyano se mostraron como fieles herederos de su padre y salieron  a demostrar su rechazo al convenio al que llegaron el oficialismo con los dirigentes sindicales de la central obrera.

“Se equivocó el Ministerio de Trabajo (al anunciar un acuerdo), vamos a exigir de acá hasta que se trate en el Senado que se eliminen todos los artículos perjudiciales para el trabajador y el día que se trate vamos a movilizar para que no ocurra otra Banelco”, advirtió este jueves por la tarde Pablo Moyano, secretario gremial de la CGT en el salón Felipe Vallese de la central obrera, colmado de trabajadores de camioneros, textiles, curtidores, gráficos, textiles y cooperativistas.

En tanto Facundo Moyano, desde la tribuna que le brindó Nelson Castro en su programa de TN, advirtió que el proyecto que ingresará al Congreso “perjudica al sector más débil de la sociedad en algunos puntos”. Por eso, el diputado del Frente Renovador aclaró que la iniciativa se seguirá discutiendo en el Congreso independientemente de que esté avalada por la central obrera.

Con dos estilos contrapuestos, los Moyano salieron a criticar el acuerdo. Mientras Pablo, más combativo y frontal, llamaba a una movilización, Facundo hablaba de respetar los pasos institucionales para que la reforma pase por el Congreso más allá de lo que hayan firmado los gremialistas de la CGT.

Pablo se mostró junto a figuras allegadas al Papa Francisco como el director de la Academia de Ciencias Pontificia del Vaticano, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo y el legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera y en su discurso dijo que el Ministerio de Trabajo “se apresuró” el miércoles al difundir que había llegado a un entendimiento con la central obrera. “No hubo acuerdo”, disparó. “Se sacaron artículos que golpeaban a los trabajadores, como lo de la responsabilidad solidaria, las horas extra en las indemnizaciones y el banco de horas, pero no alcanza”.

Más moderado, Facundo expresó que hubo resistencia en el proyecto de blanqueo y remarcó que los empleadores que tienen empleados en negro cometen un delito. Por eso, consideró que deberán profundizar la discusión en este punto. “Se prevé que al trabajador que estuvo mucho tiempo en negro solo le reconozcan 5 años de aporte, mientras que al empleador que blanquea se le condonaría todo. Tendría que haber un régimen diferenciado”, agregó.