ACTUALIDAD FURIA POR CARICATURA

Con ironía, Sábat cruzó a "la exitosa abogada" por sus "críticas de arte"

El dibujante respondió con acidez ante la crítica de la expresidenta. Y propuso: “No dibujarla más”.

CFK y Sábat
CFK y Sábat Foto:cedoc
La respuesta del dibujante Hermenegildo Sábat no se hizo esperar. A través de un texto irónico respondió a la acusación de violencia de género de la ex presidente Cristina Kirchner, luego de verse caricaturizada en el diario Clarín. Enfatizó que en su trayectoria, "no hubo ni militares ni civiles que me acusaran de acosar al sexo masculino".

Sábat sostuvo que tiene una sola opción de ahora en más: “No dibujarla más”. Luego de citar a mujeres que también fueron retratadas por él, tales como Billie Holiday, Alicia Moreau de Justo, Tita Merello y Frida Kahlo, el dibujante afirmó que en ningún caso, hasta ahora, se lo acusó de abusar, opinar o atacar de manera canallesca al sexo femenino. “Pero siempre hay una primera vez”, sentenció.

La ex presidente volvió a usar Twitter para cuestionar el dibujo que la muestra con la boca cruzada por dos líneas. Sostuvo que esto “no contribuye a la erradicación de la violencia de género”, y agregó que "la violencia simbólica contra la mujer termina validando la violencia física".


El dibujante afirmó en su texto que la dudosa distinción que le fue otorgada por la “exitosa abogada Cristina Fernández de Kirchner, quien habiendo ejercido la Presidencia de la Nación se atribuye potestades críticas para sospechar, en principio y afirmar, en definitiva, que yo me dedico a atacar a todas las mujeres".

Asimismo, no dudo en recordar que "durante la lamentable dictadura militar, que debió ser motivo de desafío para cualquier sujeto normal en el país”, él utilizó su profesión para que los lectores supieran que se podía opinar sobre lo que nos entristecía.  Mencionó también las distinciones que recibió por parte de la Universidad de Columbia, el premio María Moors Cabot "por la suma de esos trabajos contestatarios" y el premio de la Fundación Gabriel García Marquez por su "actitud intachable" ante el poder.

Señaló también que no cree todo lo que pasa, pero aun así se mostró sorprendido de que "la exitosa abogada, que asume potestades de crítica de arte y de esposa de Catón el Censor, se dedique a juzgar los trabajos de un humilde periodista".