ACTUALIDAD MAGDALENA

Todo el penal quedó sin luz por un gato

Los reclusos también se quedaron sin agua. Debieron activar el grupo electrógeno luego de que el animal se metiera en un transformador y quemara dos fusibles.

Todo el penal quedó sin luz por un gato
Todo el penal quedó sin luz por un gato Foto:El Día
Los 1.100 presos de la Unidad Penal 35 de Magdalena, ubicada en el kilómetro 111 de la Ruta 11, se quedaron sin energía eléctrica por culpa de un gato que se metió en un transformador y quemó dos fusibles. 

Aunque por un momento circuló la versión de que hacia tres días los internos estaban hidratándose con agua de lluvia (debido a que la falta de electricidad también afectó el suministro de agua), las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense confirmaron que "la situación está controlada" y precisaron que el hecho ocurrió este martes pasado; no días antes. 

Los voceros del penal confirmaron a el diario El Día, de la ciudad de La Plata, que el corte de luz fue solucionado por “la puesta en funcionamiento de un equipo electrógeno”, y que “más allá de algunas molestias, la situación está en calma y los internos al tanto de lo que pasó”.

Sin embargo, el problema aún continua. Si bien la falta de los servicios fue rápidamente solucionada, todavía las instalaciones andan a media máquina debido a que los fusiles rotos son importados, no son fáciles de conseguir y "cuestan alrededor de 1.000 dólares cada uno”, explicó un vocero.

Inquietante. Los abogados defensores de algunos presos de esa unidad, según publica El Día, hicieron saber que sus clientes “están incomunicados y bajo amenazas para que no reclamen”.

Esta versión fue desmentida de plano por los distintos voceros consultados por el mismo medio.