ARTE ENTREVISTA

Federico Hoffmann, la herencia de Sergio Denis

El hijo del cantante sigue los pasos de su padre y presenta su nuevo material discográfico.

Federido Hoffmann junto a su papá, Sergio Denis.
Federido Hoffmann junto a su papá, Sergio Denis. Foto:Cedoc

Federico Hoffmann se dedica a la música y lo hace saber. Hijo del cantante Sergio Denis, busca abrirse un camino propio y lo afianza día a día. Comenzó a tocar a los 13 años y acompaña en muchas ocasiones a su padre sobre algún escenario. También pasó por la experiencia de formar un grupo y después tocar en solitario. 

En una entrevista con PERFIL, el artista habla sobre su último disco, sus influencias, su infancia y el trabajo a la hora de componer. Con su trabajo, Federico demuestra que como sostiene el refrán: "Lo que se hereda no se hurta".

—¿En qué momento te encontrás de tu carrera como músico?

—Actualmente presentando Los regalos que es el nuevo disco, y ya en pre-producción para uno nuevo que estaré lanzando a fin de este año. 

 —¿De qué trata “Los regalos”

—Yo venía tocando con una banda hace unos años llamada Maldonado, y después de separarnos me quedaron varias canciones pendientes que estábamos por grabar en un segundo disco con ellos y quedamos en nueve temas. Finalmente Los Regalos lo grabamos en Estudios Bacanal, con dos de los integrantes de Maldonado y Juan Pablo Bidegain en teclados. Es un disco de canciones mías, producidas un poco en banda. Lo trabajamos en el estudio, yo traía la idea, el tema cerrado y después lo laburábamos un poco más. 

 —¿Por qué elegiste que se llame así? 

—Pensando varios nombres, cuando estaba en la búsqueda había varios títulos, y como no estaba muy seguro de ninguno, decidí buscar adentro del disco qué podía rescatar de adentro, alguna palabra o frase. Una de las frases que más me gusta está en el tema llamado Mi caballo, que dice ‘no hay nada peor que no darse cuenta de los regalos’, y creo que es la frase que más me gusta. Después cerró todo, darse cuenta de los regalos, la música, los amigos y un montón de cosas por las que pase el disco. 

—¿Cómo te manejás a la hora de componer? 

—Es una de las cosas que más disfruto, hago música para películas y puedo estar solo o acompañado por algún aliado-músico. Hay veces que se da la composición de un modo más natural, improvisado, espontáneo y otras veces tiene más que ver con el trabajo. Pero se trata siempre de estar sentado trabajando en el estudio. Algunas canciones llevan más tiempo que otras, eso se va dando de manera distinta, a lo mejor hago un tema en una tarde y a lo mejor otro necesitás alguien que te mueva del lugar donde estás trabado, donde te atoraste. 

 —¿Escribiste vos todas las canciones? 

—Sí, algunos de los temas tenías muchos años y otros fueron saliendo como suele suceder en el proceso mismo de grabación, ensayo y tocar en vivo. 

 —¿Cómo fue la recepción por parte del público? 

—La verdad que muy buena, hemos tocado en Buenos Aires y en el interior y a la gente le gusta mucho. Hace rato que estoy con mi viejo (Sergio Denis) presentando el disco en vivo, que es otro público distinto al mío y la aceptación es bárbara. A la gente le gusta mucho. 

 —Mezclan dos generaciones de público ahí. 

—Y tres también, porque aparte toca mi hijo que tiene ocho años y empieza a venir a los shows. 

 —¿Cómo fue el traspaso de estar en grupo a ser solista? 

—En realidad, estás un poco más relajado con un grupo porque se dividen un poco más las tareas y responsabilidades. Sólo es encarar de nuevo, porque ya tengo dos discos -uno grabado en Argentina y otro en México-, uno es poco el director de orquesta, se vuelve el motor del proyecto. De cualquier modo soy alguien que necesita estar rodeado de músicos que me interpelen y recibo bien eso, me hace bien que la canción se vaya transformando en otra cosa. Cuando me pongo a producir solo siento que me repito en ideas, en melodías y armonías, entonces siempre el aporte de la gente que tengo alrededor me parece necesario, hace crecer el asunto. 

 —¿Te pesa la opinión de tu papá? 

—Mi viejo es crítico sincero y siempre ha apoyado y respetado mucho lo que hago. De chico crecí con mucha música que a lo mejor no era la estándar que escuchaba un adolescente, mi madre tenía los vinilos de rock y mi viejo folclore, entonces crecer en ese ámbito fue oír la música y que llegue de un modo desprejuiciado y eso me ayudó mucho, está mucho en mí. En Los regalos en particular se traduce eso, hay canciones rockeras, pop y hasta baladas. Fue muy enriquecedor todo eso. 

 —¿Qué música te influye? 

—Escucho mucha música. De todo. Siempre me pasó así, de armarme coreografías de chiquito en casa, no tengo ningún prejuicio ni nada que me ate demasiado a ningún género. Creo que la música se volvió un poco así, cualquier banda que le preguntas “¿qué música hacen?, ¿rock, pop?”, y en realidad son canciones. De Los Beatles para acá todo se ha ido fusionando y mezclando y siguen siendo canciones, formato canción que es lo que más escucho. Después puedo escuchar algo de música clásica o jazz. 

 —¿Cómo te manejás cuando querés tocar en algún lugar? 

—Hay complicaciones. Es difícil el under, es difícil tocar. No estoy para quejarme, es parte del camino, pero creo que nunca fue fácil abordando lo artístico en general. Las complicaciones en otro momento tal vez eran otras: lugares para tocar, compañías discográficas, eso es todo distinto hoy. Me parece que si uno está dispuesto y tiene ganas de mostrar lo que hace y presentarse en vivo, siempre puede encontrarse una vuelta para eso. Hoy la gente sale menos a ver bandas, la cosa para más por otro lado. Uno puede ponerse un viernes a la noche a transmitir en vivo con su guitarra desde su casa, la cosa va mutando. La cantidad de bandas que hay en el país es increíble y faltan espectadores a veces, de tantas bandas que hay. Uno se pone a ver la cantidad de gente que llevan las bandas más grandes y pensás ‘¿qué le queda al resto?’. Es loco y es raro, siempre lo viví así, salgo a tocar desde los 13 años. Hay que encontrar formas nuevas para seguir tocando y haciendo música. 

Para conocer más sobre la música de Federico, se puede visitar: federicohoffmann.bandcamp.com

Entrevista: