ARTE ENTREVISTA

Mick Rock: "David Bowie era increíblemente fotogénico"

El reconocido fotógrafo, que supo retratar a los más grandes artistas del mundo de la música, estuvo en Buenos Aires para presentar su muestra sobre el Duque Blanco, que podrá visitarse hasta el 28 de mayo en La Rural.

Mick Rock
Mick Rock Foto:Cedoc

Mick Rock se dedica a la fotografía hace ya algunas décadas. En su currículum puede alardear de haber retratado a los músicos: Lou Reed, Iggy Pop, Syd Barrett, Freddie Mercury y David Bowie. Es justamente este último el motivo por el cual el artista arribó a Buenos Aires. "Bowie by Mick Rock" se llama la muestra que se instaló en La Rural (que estará hasta el 28 de mayo), y donde este practicante de yoga que visitó por primera vez Argentina, brindó una charla inaugural y respondió preguntas de los presentes.

Antes de partir para continuar con su trabajo en el exterior, Rock fue entrevistado por Perfil.com y habló sobre las fotos que le tomó a Bowie, su relación con él y cómo llegó a convertirse en un artista de tal magnitud sin haber estudiado fotografía. Además, se refirió a su vínculo con las drogas, lo bien que le hace la meditación y su por qué nunca se sacó una 'selfie'. 

¿Qué aprendiste de David Bowie desde tu lente?

Aprendí mucho de él, no sólo sobre fotografía. Él era como pueden percibirlo en las fotos, por la manera en que se veía, y eso fue hace cuarenta y cinco años atrás. Pueden ver que él era un sujeto extraordinario, aunque la mayoría de la gente no se dio cuenta. Ellos entendieron el mensaje luego de un tiempo. 

—En esos años, Bowie no era parecido a nadie ¿así lo percibías vos?

Era una personalidad única pero también, un artista único. Era en primer lugar un artista fácil de fotografiar, en segundo lugar le complacía seguir mis instrucciones, en tercer lugar era muy divertido trabajar con él, era chistoso y por último, era muy alentador. Era muy bueno trabajando, genuino con respecto a las personas, definitivamente genuino acerca de Lou Reed e Iggy Pop. David se veía como si acabara de aterrizar. Si hablamos de Life on Mars o Space Oddity: ¡Bingo! ahí estaba él. 

Era una época interesante, especialmente ese verano del ’72, cuando David, Lou e Iggy estaban en Londres, corrompiendo la cultura y por supuesto resultó que eran muy importantes no solamente musical o artísticamente, sino desde un punto de vista cultural. Ellos cambiaron el modo en que las personas veían el mundo, ayudaron a cambiar el modo en que muchos hombres se veían a sí mismos. Es decir, hubo un ablandamiento de la personalidad masculina. Pero para mí fue simplemente magia. Es difícil de describirlo (a Bowie) dándole en la tecla, excepto diciendo que tenía un alma dulce, era increíblemente fotogénico, y me ayudó cuando tuve problemas en un determinado momento de mi vida. Era muy gentil a nivel personal, en fin, creo que aprendí muchas cosas de él.

¿Qué fue lo mejor y lo peor de tu relación personal y profesional con Bowie?

Con David nunca había malos momentos, no había malos tiempos. No puedo pensar en nada sobre mi relación con él que definiría como negativo, todo fue positivo. Incluso desde el mundo espiritual, es decir, él sigue ayudándome por el hecho de que tengo estas fotografía, y tengo muchísimas más que la gente nunca ha visto, material en video, y tengo otras fotografías de David en los tiempos de Ziggy Stardust (NdR: el álter ego de David Bowie), algunas están en la muestra.

En la época de Ziggy no había mucho dinero, pero éramos jóvenes. Es grandioso ser joven y estar al margen de la cultura, cuando realmente podías inquietar a la gente simplemente por la manera en que trabajabas. Eran días emocionantes. Por supuesto que la compañía de Lou y Ziggy sumaba mucho, es como si hubiesen ascendido del más allá. Por supuesto que David ayudaba, porque ni Lou ni Ziggy vendieron ningún álbum. Claro que el primer material que hicieron, ahora es considerado un gran trabajo, como Velvet Underground, pero en ese momento no podían venderlo. Cuando conocí a David por primera vez fue para entrevistarlo y fotografiarlo, en aquellos primeros días yo solía hacer ese trabajo. Pudimos intercambiar ideas, además él era un gran fan de Syd Barrett y sabía que yo lo había fotografiado, que era mi amigo. 

Mencionaste a Syd Barrett. ¿Qué nos puedes contar sobre él? 

Tenía una corta carrera a la vista del ojo público, pero puedo decirte que él era en realidad muy divertido. Tengo bastantes fotos de él riendo. La gente piensa 'oh, Syd Barrett era oscuro', pero él no era realmente así. Cuando uno funciona avanzado para su época, como él lo hacía indudablemente, y como luego lo hizo David por supuesto, creo que se puede tornar un poco solitario. No hay demasiada gente con la que puedas identificarte directamente. Creo que Syd y David eran parecidos en algunos aspectos, pero la psiquis de Syd era más frágil. David amaba a Syd, es decir, nunca lo conoció pero le gustaba preguntarme cosas sobre él. 

—En el imaginario de un seguidor tuyo sobrevuela la idea de que tenés un archivo personal con fotos inéditas, ya sea de Bowie o de otro músico. ¿Es esto real?

Si, tengo varias fotos sin publicar. De Freddie Mercury, de Syd, David. Soy fotógrafo desde los años 70, tengo una obsesión con esa época. La gente joven considera que los '60 ocurrieron hace demasiado tiempo, pero los 70 importan mucho poder de la cultura moderna. No sólo por David pero obviamente él es el ejemplo más destacado de ese período. No sólo era un gran artista, también irradiaba glamour, era algo natural, era un hombre hermoso físicamente... simplemente tenía algo diferente. A partir de su muerte se ha vuelto incluso más grande. Se puede decir que soy afortunado de tener todas estas fantásticas fotos y videos, yo los grabé, y me pertenecen, porque otorgaron el copyright en ese determinado momento, cuando nos dimos cuenta de que tenían un valor, aunque no lo tenían en ese momento, éramos simplemente David y yo sin presupuesto, pero queríamos hacerlo y lo hicimos. 

—Dado que recordás esa época como 'de oro', ¿qué fue lo mejor que tuvo? ¿Podés contarnos sobre algún día especial y específico que recuerdes? Alguna fecha perfecta que ilustre la atmósfera que se vivía. 

Es una buena pregunta. No es fácil de contestar porque hubo muchos días. Hay que comprender lo jóvenes que eran todos, eso como primera cuestión y también la experimentación sexual que se llevaba a cabo, nadie estaba preocupado por contraer enfermedades leves, es decir, el VIH no existía en ese entonces. La gente joven tiende a ser más apuesta, así es la vida. Acerca de ese día perfecto... no sé si puedo contestar, pero puedo pensar en pasar el rato con David, por aquel momento en el que grababa Pin Ups, en el Château d'Hérouville, en las afueras de París. Tengo muchas fotos de él jugando al ping-pong, una de ellas está en la muestra pero tengo un montón. Eran todas en blanco y negro, creo que algunas en color. Esa cosa que el tiempo hace es despiadada. Tú y yo ya somos media hora más viejos que cuando nos conocimos. Quizás no más sabios, pero sí más viejos. 

Recuerdo haber caminado 60 cuadras en Nueva York, en Manhattan, con Lou Reed en la nieve en el invierno de 1976 cuando trabajábamos en un proyecto. Lou me dijo 'vamos a dar un paseo y charlemos', y simplemente caminamos y caminamos. Ahora que miro atrás, ¿lo entendía? Quizás haya tenido una comprensión intelectual del tema, pero no lo entendía completa e intuitivamente. En ese momento no podía ver lo que significaba mi contribución. Simplemente fotografiaba lo que yo quería y no tenía dueños: ni revistas, ni disqueras, nadie. Hice lo que yo quería hacer pero también tenía que ganarme la vida, entonces fotografié a personas de las que nunca has escuchado y nunca escucharás en un millón de años. Ha sido interesante. Si buscas sabiduría no estoy seguro de poder dártela.

¿Cuál es el mejor momento para presionar el botón de la cámara y  poder captar"ese instante" que deseás? 

Tienes que olfatearlo. Nunca estudié fotografía, pero durante unos meses compartí un departamento con un joven actor amigo mío y él me contó sobre un tipo llamado Stanislavski, quien era, si se puede llamar así, el “padrino” del sistema del método. Escribió un libro, “An Actor Prepares”.  A mi entender la cámara simplemente funciona, como sea que funcione. 

¿La fotografía es un estilo de vida?

Bueno en cierta forma es más como una enfermedad. Yo digo 'no lo hagas, es como una enfermedad, lo harás todo el tiempo, molestarás a tus amigos, molestarás a todo el mundo, robarás sus almas, quizás estarás condenado por toda la eternidad por sacar fotos'. No lo sé. Lo descubriré cuando la eternidad me golpee el hombro. No sé si lo hará. Disfruto sacar fotos, lo disfruto más que nada. Hago muchas muestras, libros y entrevistas, pero mi parte favorita es adentrarme en el momento, en el presente y para eso me preparo. Hago yoga y meditación. Estos días normalmente me hago masajes y luego puedo fotografiar por horas. Claro que tienes que llevar contigo todo lo que vas a necesitar, aunque tal vez no sea nada, tal vez sólo necesites una persona. Si el lugar te gusta o no, no importa. La fotografía tiene que ser flexible, tiene potencial para ser mágico. Para mí tiene un potencial de transformación. He sido afortunado en muchos sentidos, aunque pasé por una cirugía de bypass y un trasplante de riñón, por lo que no siempre tengo tanta suerte. 

¿Pensás que eres un hombre afortunado?

En algunos sentidos si y en otros no. La suerte es algo gracioso pero tienes que sacarle provecho. Si no entiendes la suerte no importa, pero debes poder olfatearla y controlar la energía del momento. Sacar fotos acelera mi espíritu, tan sólo el hecho de hacerlo me emociona. Nadie tomaba a la fotografía seriamente en el momento que comencé en 1969/1970, no era la gran cosa yo no pensaba que hacía la gran cosa, ciertamente no comparada con mis asignaturas. Lo bueno es que frecuentemente la gente pregunta '¿cómo es que has sacado las mejores fotos de ese período?', y yo diría que hay que entender que no había otros fotógrafos rodeando ese ambiente en particular. Si yo no las hubiera sacado, entonces no habrían existido. Es algo intuitivo, no es que haya hecho una decisión profunda. La decisión que tomé fue basada en mis propios sentidos, mi propia intuición. Lo que a mí me emocionaba no me hizo mejor que otros. No sé cómo ocurrió. No sé por qué ocurrió. Sé que casi me mata, carajo. Sé que aún sigo aquí. 

En el momento que sacás la foto, ¿te presionas a vos mismo para que sea una "muy buena" foto?

Diría que todas mis fotos van a ser muy buenas. Ocasionalmente lo sientes en el momento pero cuando termino una sesión me gusta olvidarme del asunto. No puedo quedarme pensando en eso, hay que dejarlo ir. Luego puedes mirar las fotos pasados dos o tres días y observarlas con desapego... pero, ¿lo sé? es decir, yo creo que si, pero no soy San Michael, sólo sé lo que me gusta. 

Soy mitad siciliano de sangre, aunque nunca he ido a Sicilia. Mi padre biológico, el Sr. Rock, quien me trajo a este mundo, bueno sus padres vinieron a América desde Sicilia. No el Sr. Rock. Yo nací entre los matrimonios de mi madre, era un hijo bastardo, lo que no es la gran cosa hoy en día pero obviamente sí para mi madre, era todo un tema cuando nací. Desafortunadamente el Sr. Rock apareció y me dio este nombre. 

¿Tuviste un vínculo con las drogas en esos años en que acompañabas a Bowie?

Si, pero no quiero hablar del tema. No quiero hablar sobre el sexo y las drogas. Creo que tengo fotos interesantes pero nunca se las he mostrado a nadie, ni siquiera a mi esposa. Creo que esos fueron momentos privilegiados entre jóvenes. Es decir, no hubo nada gay, simplemente me refiero a la forma de ser de los jóvenes. No es necesario. Tengo mis fotos, David tiene su increíble talento y arte. Hubo cosas interesantes que puedes imaginarte entre todos esos personajes pero debes imaginártelo tú mismo. Debo demostrar respeto por la gente que amo, y por el privilegio de haberlos conocido. No revelaré secretos. ¿Quieren saber si todos tomamos cocaína? Sí, todos lo hicimos excepto Lou Reed, él la odiaba. Era un gran momento para ser joven, eso puedo decir.

¿Siempre llevas tu cámara con vos?

No, ¿por qué lo haría?. Tengo un teléfono. Pero depende, tengo la cámara conmigo ahora y cuando me vaya la usaré un poco por el lugar y hay veces en que la llevo. Pero no la llevo cuando salgo de fiesta, no llevo la jodida cámara como un paparazzi. Tengo mi teléfono como todos los demás. 

—Con la tecnología que existe y las buenas cámaras de los celulares, ¿creés que cualquiera puede tomar fotos? 

Algunos pueden. Mi esposa e hijas sacan buenas fotos con sus teléfonos también. Cuando las veo digo 'deberías dármelas, porque bajo mi nombre valen más dinero”. Podría hacer un libro de mi gato. Hace años me prometen que puedo hacer un libro con fotos de mi gato.

¿Qué opinión te merecen las selfies?

La gente puede hacer lo que quiera pero yo nunca me tomé una selfie. Nunca. Es decir, mucha gente lo hace pero yo no. Si quieres una foto conmigo entonces pídele a alguien que la saque. Es fácil. ¡Bang! y está hecha. 

—Pasaste muchos años de tu vida con los más grandes músicos ¿Te hubiera gustado gustaría dedicarte a ese rubro?

No. Pienso que quizás sería un escritor de letras. Alguien una vez dijo 'no me molesta recibir cierta cantidad de atención, pero realmente me gustaría salir'. Es decir, esta gente se expone ante miles de personas. No sé si yo pueda hacer música, pero sí puedo dar una charla, una conferencia, una exposición. No soy músico, soy fotógrafo. 

¿Es la primera vez que visitás Sudamérica?

No. Hice una muestra en San Pablo pero no fue tan grande. Hace tres años, cuando hicieron una muestra de Bowie en el museo, mi muestra estaba exhibida también. Nunca había estado en Argentina, estoy emocionado y no esperaba que la comida aquí sea tan buena. La gente no piensa 've a Argentina para comer bien', te dicen 've a Argentina a comer carne', y yo he sido vegetariano por 45 años.  Estoy muy feliz de estar aquí en Buenos Aires. Siempre estoy feliz de hacer muestras, estoy pasándola bien y... ¡volveré!.

Muestra y organizaciónAccess Creative Agency es la compañía a cargo de Sebastián Alderete que trajo la muestra a la Argentina. Rock relata que conoció la propuesta por medio de su amigo (y también fotógrafo) Bob Gruen (quien además de una extensa trayectoria, se destaca por haber captado imágenes de John Lennon en Nueva York en los años '70)  quien le sugirió que "debería hablar" con el encargado de estos contenidos. 

"Nos juntamos con Sebastián y empezamos a hablar, creo que fue antes de la muerte de David, porque he estado hablando con él por algunos años ya. Yo nunca había estado aquí, así que tuve que confiar en la palabra de Bob de que era un buen tipo para trabajar, porque se trata de Argentina", relata.

"Confié en él y creo que ha hecho un trabajo increíble, le recomendaría la agencia Access a cualquier fotógrafo, siempre y cuando no la distraigan del trabajo que hace conmigo y Bob. ¡Es grandioso! no sólo produjo sino que también creó la muestra, guardé fotos que él me pidió. Fue él quien decidió los tamaños y diseñó todo. Lo haremos de nuevo, sé que lo haremos esta vez en la ciudad de México. La propuesta está hecha, él es mi agente en Sudamérica, me he dado cuenta de su capacidad, ¡es un negociador astuto!", concluye Rock con admiración.

Access Creative Agency representa a los fotógrafos más importantes de la historia del rock en todo el mundo. Para mayor información ingresar a: access-creative.net

'Bowie by Mick Rock' podrá visitarse hasta el 28 de mayo. Para adquirir las entradas ingresar a través de www.allaccess.com.ar y puntos de venta habilitados. 


Fragmento de la entrevista con Mick Rock:


Agradecimiento: Agustina Finocchio (traducción y subtítulos) 


F. de Sousa /C. Calvo