BAFICI GRATIS, HASTA EL DOMINGO


Por primera vez, el Bafici llegó a las villas porteñas

Luciano Garramuño, impulsor del espacio en Lugano explicó: “Los vecinos están muy entusiasmados y trabajamos mucho para llegar a esto”.


Foto:Agustín Marcarian

Este año, en una movida que generó gran expectativa entre sus vecinos, las villas porteñas se sumaron a las salas tradicionales que, durante los 11 días que dura el Buenos Aires Festival de Cine Independiente (Bafici), copan el calendario cinéfilo porteño.

Los barrios elegidos son la Villa 1-11-14, del Bajo Flores, la 21-24, de Barracas, y la 31, de Retiro. La movida también incluye proyecciones de películas en los centros comunitarios Los Piletones, de Villa Soldati, y en el Galpón Piedrabuenarte, del barrio Piedrabuena, en Villa Lugano. Otros sitios postergados donde también darán películas son el Cildáñez, la Plaza Juan XXIII y la cancha De los Huérfanos, todos ubicados en el sur de la Ciudad.

La intención de quienes impulsan el festival –que este año cumple 18 ediciones– es llegar a un público que si bien participa de diferentes programas culturales, es ajeno
a eventos de estas características. En todos los casos, la entrada es libre y gratuita y se garantiza la proyección de dos películas en el día de la muestra: una para los más chicos, basada en la grilla del Baficito (cine infantil), y otra para toda la familia.

Es una iniciativa muy interesante, ya que no sólo es armar la pantalla inflable y pasar la película. La idea es que el Bafici permita acercar un tipo de cine diferente al habitual que suele exhibirse en estos barrios, como pueden ser las de superhéroes o los clásicos dibujitos animados”, señaló Javier Porta Fouz, director del festival de cine organizado por el Ministerio de Cultura porteño.

El mal tiempo obligó a reprogramar las funciones, que comenzaron el jueves en la Villa 21-24 y siguen hoy (sábado 23) en la Villa 31, el barrio  Cildáñez, y mañana, en Los Piletones y el galpón de Piedrabuena.

En la primera función, las familias de la villa de Barracas llenaron el microcine del centro cultural, donde se exhibió la película de animación en 3D La máquina de hacer estrellas, del argentino Esteban Echeverría. El cierre, el domingo, dividirá una proyección de animación a las 15 en Los Piletones y otra a las 18, Horizontes, en el Galpón Piedrabuenarte.

Respecto de esta última sede, Luciano Garramuño, impulsor del espacio en Lugano, explicó a PERFIL que la llegada del Bafici fue una consecuencia “natural” tras la Noche de los Museos. “Los vecinos están muy entusiasmados y trabajamos mucho para llegar a esto”, indicó.

Desde Los Pi letones , en tanto, Margarita Barrientos aseguró que “es muy importante” ser sede del festival. “Será una actividad cultural integradora. A los vecinos del bario les llama la atención este tipo de eventos. Nos gusta recibir visitas y mostrar lo que hicimos en el barrio. Es una buena oportunidad para que mucha más gente conozca Los Piletones”, añadió Barrientos.

Gustavo Ameri está al frente de la Casa Cultural de la Villa 21-24, y también está “feliz y expectante” por la llegada del Bafici a su lugar. “Esperamos que se mantenga en el tiempo, ya que en el barrio existe una gran demanda de este tipo de actividades”, señaló el dirigente.



Claudio Corsalini