CIENCIA UNA DEFINICION NO APTA PARA CARDIACOS

Advierten que el estrés de la final puede afectar el corazón

Es porque la tensión emocional eleva el riesgo de infartos. Tras el partido con Holanda, aumentaron 25% las consultas por arritmias. Consejos.

Foto:Telam

La pasión, la ansiedad y la tensión con la que vivirán hoy los hinchas argentinos la final de la Copa del Mundo pueden poner en problemas el corazón. Es que el estrés emocional que genera ver jugar a la Selección en un partido definitorio como el de esta tarde frente a Alemania eleva el riesgo de sufrir un infarto, arritmias cardíacas o un accidente cerebrovascular (ACV), sobre todo en personas que ya tienen antecedentes de enfermedad coronaria. De hecho, el último miércoles, tras la definición con Holanda por penales, en los centros médicos de la Ciudad de Buenos Aires se registró un aumento del 25% de las consultas por arritmia o dolor de pecho. Y dos personas fallecieron de un infarto en las provincias de Córdoba y Santiago del Estero cuando festejaban el triunfo de la Argentina.

“El estrés es uno de los gatillos para que se liberen en el organismo sustancias como la adrenalina, que generan cambios adaptativos para que las personas puedan reaccionar frente a una situación de crisis. El problema es que, cuando el estrés es excesivo, los cambios adaptativos pueden llegar a ser perjudiciales. Estos cambios tienen que ver con el aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la redistribución de la sangre del organismo. Si el corazón no está en condiciones como para tolerar este esfuerzo brusco, es ahí donde puede haber un problema cardíaco o ACV”, le explicó a PERFIL Juan Pablo Costabel, jefe de la Sección de Emergencias del Servicio de Cardiología Clínica del ICBA.

Varios estudios internacionales dan cuenta de la relación entre el estrés que desata la pasión por un equipo y las afecciones cardíacas. Una investigación publicada en la revista The New England Journal of Medicine demostró que en el Mundial de Alemania 2006 cada vez que jugaba el equipo local se triplicaban las consultas de los hombres y se duplicaban las de las mujeres.  Además, trabajos realizados durante el Mundial de Francia de 1998 demostraron que las hospitalizaciones por motivos cardíacos aumentaron el 25% en Inglaterra luego de que Argentina derrotara a esa selección por penales. “El vínculo existe, todas las situaciones de estrés, de violencia emocional, predisponen al infarto. Esto puede suceder con mayor probabilidad en aquellas personas que tienen enfermedad preexistente en las arterias coronarias. Pero aun en las personas que no tienen enfermedad, cuando las situaciones son de mucho estrés, también existe riesgo por la gran liberación de catecolaminas (hormonas del estrés) y la posibilidad de espasmo de las arterias”, sostuvo Ana Salvati, vicepresidenta primera de la Fundación Cardiológica Argentina.

Alerta. “El síntoma más característico del infarto, al que hombres y mujeres debe prestar atención, es la sensación de dolor u opresión en el pecho que puede irradiarse hacia el cuello, la mandíbula, la espalda, los hombros e, incluso, los brazos. Si uno tiene una sensación de disconformidad extraña, no hay que esperar a que termine el partido sino llamar al servicio de emergencia”, advirtió Salvati. “El jueves a la mañana recibí a un paciente que se había infartado el miércoles pero siguió mirando el partido y festejando. Eso es totalmente ilógico porque si la arteria que lleva sangre al corazón se tapa, existen pocas horas para actuar antes de que el tejido cardíaco muera”.

El Ministerio de Salud de la Nación emitió una serie de consejos para mirar el partido sin que el estrés afecte al corazón. Entre ellos, recurrir a pausas activas durante el entretiempo (ver recuadro). “Los pacientes cardiovasculares deben seguir haciéndose los controles y cumplir con la medicación y la dieta. Además, si uno se va a exponer a un evento emotivo intenso como un partido, no debe hacerlo en el medio de una gran ingesta de calorías, grasas y alcohol”, recomendó Costabel. Por su parte, Salvati aconsejó a las personas que son muy ansiosas almorzar liviano y hacer una buena caminata antes del partido para bajar los niveles de estrés. “Es importante tener en mente que estamos asistiendo a un evento deportivo. Tenemos que disfrutarlo, no padecerlo”, concluyó.

 

Medio kilo por partido

En la previa, para calmar la ansiedad del partido, o tras el triunfo de la Selección para festejar, en la mesa argentina se impuso la picada ante cada nuevo cotejo del Mundial. Sin embargo, la ingesta de snacks, fiambres, bebidas azucaradas y cerveza impacta en el peso corporal. “Se puede llegar muy fácilmente a consumir 3.500 calorías de más, lo que equivale como mínimo a aumentar medio kilo por partido y picada”, advirtió Ricardo Olmedo, médico especialista en Obesidad y Trastornos Alimentarios.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación, recomendaron evitar durante los partidos el consumo de bebidas azucaradas o alcohólicas y las picadas altas en grasas. “Se puede elegir opciones más saludables, como reemplazar la muzzarella de la pizza por queso por salut, mientras que en lugar de papas fritas de paquete se puede preparar papas y batatas en rodajas al horno. Grisines integrales, bastones de zanahoria y apio pueden acompañar a los quesos untables (preferentemente light).  Y también es bueno incluir variedad de frutas y frutos secos”, sostuvo Jonatan Konfino, coordinador del Plan Nacional Argentina Saludable.



Florencia Ballarino