CIENCIA INFORME DE LA AGENCIA DE LA ATMOSFERA Y LOS OCEANOS DE EE.UU.

Advierten que el fenómeno El Niño podría ser el más fuerte en 65 años

El evento influirá en el clima de la Argentina hasta principios de 2016. Pronostican lluvias muy intensas en el litoral y en la región pampeana para el último trimestre del año.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

“Pronosticamos que el actual fenómeno de El Niño puede ser de los más fuertes desde que comenzaron los registros, en 1950”, advirtió Mike Halpert, director adjunto del centro de pronósticos climáticos de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos. El experto agregó que las temperaturas promedio de la superficie del océano Pacífico ecuatorial “podrían alcanzar o superar los 2º C por encima de lo normal, lo que sólo se ha registrado tres veces en los últimos 65 años”, en las temporadas 1972-73, 1982-83 y 1997-98.
En Argentina, según las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el fenómeno de lluvias muy intensas, de más de 30 milímetros en una hora, que provocaron inundaciones en varias localidades de la provincia de Buenos Aires y en el litoral, podría repetirse durante los meses de octubre, noviembre y diciembre debido a la influencia de El Niño. “Actualmente, hay un Niño moderado y existe una probabilidad mayor al 90% de que esta fase continúe hasta principios de 2016”, informó José Ignacio López Amorin, meteorólogo del SMN.
“El último trimestre del año se presenta con mayor probabilidad de tener en el noreste y en la región pampeana lluvias muy intensas gracias a la infuencia de El Niño. En la región patagónica es probable que las temperaturas sean inferiores a lo normal y que la primavera sea más fría”, detalló López Amorin.
El fenómeno de El Niño se produce cuando la zona del océano Pacífico ecuatorial sufre un calentamiento que provoca la evaporación de agua y nubosidad en esa zona e impacta en la atmósfera de manera distinta. “En Argentina llegó con mucha humedad en el noreste del país y en provincia de Buenos Aires, que al encontrarse con los sistemas de mal tiempo causó mayores precipitaciones que lo habitual en esas regiones”.
Por las características del fenómeno actual, López Amorin destacó que “de los 18 Niños de que se tiene registro desde 1960, éste se asemeja al del período ’97/’98 que fue el más fuerte de todos, no por los impactos sino por el campo de ubicación y temperatura en el océano Pacífico”.
De acuerdo a lo observado por el SMN, el mal tiempo en el litoral y en la provincia de Buenos Aires durante varios días “estuvo conectado con un sistema de mínimas presiones en niveles medios de la atmósfera ubicado al oeste de los Andes”, aclaró López Amorin. “El efecto de El Niño hizo que la circulación sea más lenta y que se dé una permanencia del mal tiempo”, agregó. Este sistema también causó una ola de calor en el norte del país, con más de 35° de temperatura y nevadas más intensas en la zona de alta cordillera desde la región de Cuyo hasta Río Negro.
El fenómeno en su conjunto convirtió el agosto porteño de 2015 en el segundo más lluvioso desde 1906. Hasta ayer, en la Ciudad de Buenos Aires la lluvia acumulada fue de 250 milímetros mientras que el promedio normal es de 68,8. El agosto más lluvioso en la Ciudad fue en 1922 con 277,8 milímetros, pero aún queda toda la mitad de este mes para alcanzarlo o superarlo.
EL SMN prevé que a partir de hoy mejoran las condiciones con varios días sin precipitaciones y con sol, lo que contribuirá a que se escurra el agua.


Suelos sin absorción
Un informe de la Cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA afirma que las lluvias intensas de las últimas semanas “ya superaron ampliamente la capacidad de absorción de los suelos en gran parte del noreste de la provincia de Buenos Aires, y ésta podría ser una de las causas de las inundaciones”. En algunas regiones se alcanzaron 200 milímetros de agua acumulada en sólo diez días, que equivalen a un volumen de 200 litros por metro cuadrado, según las investigadoras Liliana Spescha, María Elena Fernández Long y Adela Veliz. En muchas estaciones meteorológicas “se superó sólo en los primeros diez días del mes el valor normal de la precipitación acumulada para todo el mes de agosto”.



Cecilia Farre