CIENCIA VIRUS SE PROPAGA DESDE EL CARIBE

Alerta en América Latina por casos de fiebre ‘chikungunya’

La enfermedad es transmitida por el mismo mosquito vector del dengue y causa fuerte dolor articular. El país, por ahora, a resguardo.

Su nombre –chikungunya– proviene de una lengua aborigen de Tanzania y significa “enfermedad del hombre retorcido”, debido al fuerte dolor y la inflamación de las articulaciones que provoca. Desde febrero, cuando se registró el primer caso en República Dominicana, el virus que transmiten los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus no ha dejado de propagarse. Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde el inicio del brote se han registrado 21 muertes por esta enfermedad, 4.756 casos confirmados y 302.081 casos sospechosos. En Venezuela, se detectaron 57 pacientes con síntomas compatibles con el virus. Además, hubo casos importados (con antecedente de viaje a las zonas con brote de la enfermedad) en Perú, Brasil, Chile, Paraguay y Bolivia.

“Conocemos el comportamiento de este virus, cómo se está desplazando desde Centroamérica hacia el Sur, y por eso estamos preparándonos para cualquier contingencia en el país”, dijo el viceministro de Salud Jaime Lazovski, quien además confirmó que en el país hasta el momento no se registraron casos. “Es importante articular esfuerzos con las áreas de epidemiología de todas las provincias para afinar la vigilancia y ultimar los aspectos preventivos”.

Prevención. La fiebre chikungunya produce alta temperatura, cefalea y dolores articulares graves, a menudo causantes de incapacidad, que a veces persisten mucho tiempo. En raras ocasiones pone en peligro la vida de quien la padece y no hay un tratamiento específico, pero se puede utilizar analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos para reducir el dolor.

“Está habiendo casos importados en América y Europa. Es cuestión de tiempo para que el virus llegue también al país porque el movimiento humano, viajes, es muy importante. Es bueno generar alerta en el equipo de salud para detectar los casos. De hecho, estamos armando una guía para profesionales junto al Ministerio de Salud”, le dijo a PERFIL Tomás Orduna, jefe de Servicio de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñiz.

La OPS generó un documento de preparación para que el sistema de salud conociera la enfermedad y se adelantara a un posible brote. “En Argentina hemos estado muy focalizados en combatir el dengue. Al disminuir los criaderos del mosquito, estamos evitando en forma secundaria que el chikungunya ingrese al país y haga un brote”, dijo Orduna.

Los expertos recomiendan ante un síntoma de fiebre inespecífico, y más aun si la persona estuvo en países donde está circulando el virus, consultar al médico. Aunque las bajas temperatura en muchas regiones del país impiden el desarrollo de los mosquitos, es importante no dejar recipientes a la intemperie que puedan contener agua, para evitar su proliferación.



Florencia Ballarino