CIENCIA

Alfabetizar para el siglo XXI

PERFIL COMPLETO

Leer y escribir, sin duda, son las disciplinas fundamentales para poder moverse en la sociedad del conocimiento que nos propuso la imprenta.

Pero la tecnología de la información que está definiendo las reglas de juego del mundo que se viene, sobre todo para las nuevas generaciones, funciona con otra clase de lenguaje: el digital.

Aprender a programar es alfabetizarse para el siglo XXI y prepararse para un mundo donde cada vez más procesos serán intermediados por alguna forma de software.

Es importante remarcar que no hace falta ser un “bocho” o una mente privilegiada para programar: cuando yo estaba en la primaria, era un alumno promedio, sin grandes notas y hasta quizás un poco vago. Pero cuando descubrí que la misma computadora que usaba para jugar a los videojuegos, también servía para poder crear mis propios juegos, un mundo entero de posibilidades se abrió frente a mis ojos.

La programación no solamente estimuló mi creatividad, sino que también me dio un marco en el cual puedo ordenar mejor mis pensamientos, entender mejor a los problemas, y animarme a ensayar soluciones sin miedo de equivocarme.

El aprendizaje de la programación ya es fundamental para el progreso de las sociedades.

Su demanda laboral es altísima y la remuneración de las mejores que hay en el país. Pero, sobre todo, el potencial que tiene para ayudar a los jóvenes a emprender y transformar su realidad de manera contundente es una virtud única. Una virtud que se potencia mucho cuando uno sabe programar.

 *Emprendedor tecnológico.



Santiago Siri