CIENCIA MINISTRO SERGIO BERGMAN

Argentina ratificó su adhesión al Convenio

.

Decepcion. El cambio climático ya no se discute.
Decepcion. El cambio climático ya no se discute. Foto:Cedoc Perfil
Tras el anuncio del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo argentino salieron rápidamente a reafirmar su posición frente a este tema: el ministro Sergio Bergman detalló en un comunidado que “junto con la Cancillería, manifestamos la decepción [por la salida] pero ratificamos nuestro compromiso con el Acuerdo de París alcanzado en 2015”.

Para reafirmar la postura nacional detalló que su equipo trabaja sobre el impacto que implica el calentamiento. “El cambio climático ya  no es una hipótesis, es un hecho”, recordó el ministro. Y agregó que “de todas formas una cosa es que Estados Unidos no cumpla sus compromisos y otra que corra riesgo el acuerdo global del marco firmado en París”.
Bergman aprovechó para reafirmar que cumplir con este objetivo ambiental no obstaculiza sino que favorece el desarrollo económico. Y recordó que la semana pasada, en Berlín, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos mostró un informe por el cual invertir en clima –y adaptarse al cambio climático– “genera crecimiento económico y tiene en definitiva un impacto positivo sobre el PBI de los países que lo logran”. Por eso, destacó que “con el cambio hacia una nueva economía nada va a ser rentable si no es sustentable y las restricciones se van a transformar en oportunidades”.

Por su parte, las organizaciones ambientales como Greenpeace salieron a criticar fuertemente la nueva postura del gobierno norteamericano. “Es moralmente inaceptable que el presidente Trump haya decidido retirar a su país del acuerdo de París. Estados Unidos es responsable del mayor porcentaje de emisiones climáticas destructivas per cápita, por lo que retroceder en su acción nacional sobre el clima y retirarse del acuerdo internacional creado para protegerlo provocará que sea extremadamente difícil mantener la temperatura de la tierra por debajo del umbral crítico de 1,5 °C”, afirmó Martín Prieto, director de Greenpeace para la región andina.

También hizo referencia al compromiso del resto de los países del mundo con este acuerdo internacional: “Alrededor de 200 países ya están comprometidos con el tratado y sólo uno ha decidido abandonarlo. Esto demuestra cuán lejos está la visión de Trump de la del resto del mundo. El cambio está ocurriendo y es global”.