CIENCIA SE EXPORTAN A EE.UU, ASIA Y EUROPA


Auge de los videojuegos ‘fabricados’ en Argentina

Las productoras calculan que en 2016 el sector logrará una facturación de $ 500 millones. Fuerte aumentó de la oferta de cursos y carreras especializadas.

Expo. Hay conferencias que invitan a expertos reconocidos mundialmente a dar charlas técnicas.
Expo. Hay conferencias que invitan a expertos reconocidos mundialmente a dar charlas técnicas. Foto:Prensa GPBA

Hasta hace apenas tres lustros, Argentina no figuraba en ningún análisis serio, ni tenía perspectivas de hacer negocios en la, por entonces, joven industria global de videojuegos. Pero hoy la perspectiva es muy diferente: hay más de cien estudios y productoras especializadas que emplean a cerca 2 mil profesionales jóvenes. Más de una docena de universidades e instituciones académicas están ofreciendo carreras de esta temática y la entidad que agrupa a las empresas del sector calcula que 2016 finalizará con este nicho facturando unos $ 500 millones de pesos.


“Hoy la industria local de desarrollo de videojuegos está en una etapa de crecimiento: hay empresas que ofrecen productos y servicios que se exportan a todos los mercados; juegos categoría AAA (la máxima) y otros –como Preguntados– que fueron un éxito a nivel mundial”, le resumió a PERFIL Andrés Rossi, presidente de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA). Y recordó que este nicho de negocios facturó $ 124 millones en 2014, pero planea terminar 2016 con una facturación casi cinco veces mayor. Además, Argentina es sede de reuniones multitudinarias a las que concurren diseñadores expertos y autores de juegos famosos, que ofrecen charlas técnicas, tal como ocurre en la Conferencia VJ16 –que se hace hoy en el predio de Tecnópolis–, y tiene programados disertantes como Ron Gilbert, creador del Monkey Island, y Dino Patti, autor de éxitos como Limbo e Inside.


Entre los casos de éxito de los videojuegos se destaca el reciente lanzamiento global de Master of Orion, un juego calificado AAA. Eso significa que –por primera vez– un producto realizado en Argentina logra la máxima categoría de calidad. “Nuestro juego es una bisagra para esta industria. Es el primer AAA: trabajamos tres años, con más de cincuenta profesionales y con una inversión multimillonaria en dólares. Incluso contratamos actores reconocidos de Hollywood para las voces de la versión en inglés”, le contó a PERFIL Andrés Chilkowski, CEO de la productora NGD.

Acompañando a la industria también está creciendo la oferta académica dedicada a  formar profesionales capacitados en este rubro.


“Abrimos la carrera hace cuatro años, debido a que registramos un aumento de la demanda de expertos por el crecimiento local de este rubro”, contó Pablo Vilaboa, director de la Tecnicatura en Videojuegos que se dicta en la Universidad Abierta Interamericana (UAI). Y recordó que “en 2014 tuvimos una veintena de alumnos, pero este año ya hay más de cuarenta y por eso decidimos abrir el turno noche”.


Algo similar contó Patricia Forradellas, directora de Ingeniería en Informática en la UADE, donde también se ofrece una tecnicatura especializada en juegos. “En los últimos cuatro años la carrera viene creciendo en forma significativa: cuando empezamos, la matricula llegaba al 5% de los que cursaban informática. Hoy ya anda por el 10%”. Entre las características que explican este aumento figura el hecho de que, en general, “hay un déficit de profesionales relacionados con la programación y –además– suelen ser especialidades económicamente bien retribuidas”.


Un punto llamativo es que la industria del videojuego se orientó a la exportación. “El 95% de todo lo producido en el país se exporta a mercados de EE.UU., Europa y Asia”, afirmó Rossi de la ADVA.

Todos los indicios muestran que –en el mediano plazo– la industria seguirá creciendo. Según Adrián Anacleto, coordinador de Emprendedorismo en la Cámara de Empresas y Servicios Informáticos, “este negocio se va a expandir en los próximos años porque el uso de videojuegos y de las técnicas de “gaming” comienza a llegar a otros nichos, aparte del entretenimiento. Por ejemplo, se puede usar en áreas de recursos humanos, marketing, capacitación y comunicación interna, entre otros”. Claramente, un rubro que se alejó del game over.


Diferentes realidades


“En Argentina hay mucho talento en materia de programadores y también hay gente muy creativa en los rubros de diseño y de arte. Justamente, una de las claves del éxito en la industria de los videojuegos es la buena calidad del producto final”, le explicó a PERFIL Máximo Cavazzani, fundador y CEO de Etermax, la empresa de videojuegos responsable del éxito mundial Preguntados y de sus secuelas.


El experto agregó que “también es importante para el crecimiento y para la creación de nuevas empresas en este rubro que haya gente que tenga una dosis de emprendedorismo”.

Para este protagonista privilegiado del segmento, en los próximos años veremos nuevas tendencias en videojuegos que se apoyarán en técnicas de realidad aumentada (como el Pokemon Go), en las de realidad virtual y también en soluciones de inteligencia artificial.