CIENCIA CUMBRE DE NEURÓLOGOS EN CABA

Aumentan los casos de esclerosis múltiple, sobre todo en mujeres

Esta rara enfermedad neorológica afecta en promedio a treinta personas cada 100 mil pacientes.

Esclerosis multiple
Esclerosis multiple Foto:Shutterstock

La esclerosis múltiple es una “relativamente” rara enfermedad neurológica, que –en países de América Latina afecta, en promedio, a treinta personas cada 100 mil pacientes.

“En Argentina es una patología poco común porque hay pocos pacientes, unas 12 mil personas. Pero lo más extraño de esta afección es que con el tiempo podría dejar de ser rara, dado que su prevalencia está aumentando, en forma sostenida, en todo mundo. Y lo más llamativo es que lo está haciendo, sobre todo, a costa de la población femenina” le dijo a PERFIL el neurólogo Edgardo Cristiano, que dirige el Centro de Esclerosis Múltiple (Cemba) del Hospital Italiano de Buenos Aires. 

En concreto, hace 15 años la prevalencia de la enfermedad en Argentina rondaba los veinte casos cada 100 mil habitantes. “Pero los estudios más recientes indican que la prevalencia aumentó y hoy ya hay 35 por cada 100 mil”. De hecho, es la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes, luego de los accidentes de tránsito. 

Por otra parte, según detalló la neuróloga Liliana Patrucco, co-directora del Cemba, “en base a estudios epidemiológicos recientes se calcula que por cada nuevo diagnóstico de un varón hay tres casos de mujeres. El problema es mucho más grave en los países de Europa y en EE.UU., ya que la prevalencia es todavía mucho mayor y afecta a unas 150 de cada 100 mil personas. 

“En todo el mundo se calcula que hay unos 2,5 millones de enfermos con esta patología que todavía entendemos poco”, dijo Patrucco. 

Aunque se desconocen las causas exactas que la producen, sí se sabe que en su aparición juegan factores genéticos y medioambientales, desde infecciones hasta el tabaco, la dieta y la vitamina D. “Acabamos de publicar un trabajo de investigación en el que, analizando la biota intestinal, encontramos que la EM parece estar asociada con ciertas poblaciones y concentraciones de bacterias del intestino”, adelantó el destacado neurólogo italiano Giancarlo Comi, que llegó a Buenos Aires para participar del 2° Simposio Charcot de América Latina. 

El desconocimiento de sus causas no impide que su tratamiento haya cambiado en forma drástica. “Hace veinte años no era mucho lo que los médicos podíamos hacer por estos pacientes. Y sabíamos que la mayoría iba a terminar en una silla de ruedas, con un fuerte deterioro en su calidad de vida. Pero esto cambió radicalmente, ya que en la actualidad –especialmente si hay un diagnóstico temprano– hay una docena de medicamentos y terapias, incluyendo anticuerpos monoclonales, que permiten tratar con efectividad los episodios de recaídas y disminuir de manera notable el desarrollo de discapacidades por parte de los pacientes”, explicó Cristiano. 

Y Comi finalizó detallando que “algo llamativo es que la EM se está volviendo una enfermedad que requiere de un manejo muy preciso, por parte de neurólogos entrenados, porque para que el tratamiento funcione hay que ajustar, en detalle y a lo largo del tiempo, las dosis y la periodicidad de las nuevas drogas”.