CIENCIA EN EL YACIMIENTO LAMA

Barrick Gold admitió un nuevo derrame en mina de San Juan

Para la empresa, fue un incidente producto del deshielo y no hubo contaminación. Bergman envió una comisión a investigar.

binacional. El proyecto Pascua-Lama involucra a Argentina y Chile. Se encuentra suspendido.
binacional. El proyecto Pascua-Lama involucra a Argentina y Chile. Se encuentra suspendido. Foto:greenpeace

Después de los dos derrames en Veladero, la minera de capitales canadienses Barrick Gold admitió ayer un nuevo “incidente”, esta vez en el yacimiento Lama en la provincia de San Juan, el cual no está produciendo. De acuerdo con la empresa, el jueves cerca de las 18 desbordó una planta de sedimentación debido al deshielo propio de esta época del año.

“El evento se originó por la crecida del río Turbio cuyo caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación, por lo que el agua fue conducida a través de un canal de contingencia construido para este propósito hacia el dique impermeabilizado, antes de su descarga en el río Las Taguas”, detalló Barrick en un comunicado.

“La mayor parte del agua que drena naturalmente del túnel en Lama sigue siendo tratada en la planta construida a tales efectos. Sin embargo, una parte excedente no está ingresando al sistema para no sobrepasar la capacidad de tratamiento”, señaló la minera al tiempo que aclaró que el incidente “no trajo  ningún tipo de consecuencia para el medioambiente o la salud de los trabajadores”. El proyecto Pascua-Lama, que involucra a Argentina y Chile, se encuentra suspendido en su construcción y no se realiza allí ningún procesamiento de mineral.

Ante el incidente en Lama, y tras las críticas recibidas por su actuación en Veladero, el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, dispuso el envío a San Juan de una comisión para inspeccionar la zona y verificar si hubo irregularidades. La comitiva está encabezada por Carlos Martínez y Mariano Miner, de la Subsecretaría de Control y Monitoreo Ambiental, y Andrea Celso de la Dirección de Residuos Peligrosos.

Por su parte, ambientalistas reclamaron el cierre definitivo de las operaciones en la zona Lama/Veladero por parte de Barrick Gold, a la cual le atribuyen la responsabilidad de destruir glaciares en zonas protegidas por Ley. “Barrick debe irse y es el gobierno nacional el que debe ponerse los pantalones y defender nuestro ambiente. ¿Cuántos derrames más tienen que ocurrir para que Macri entienda que esta empresa no puede operar en una zona tan sensible?, Pascua-Lama aún no arrancó y ya está contaminando”, sostuvo Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace.

“El lugar del nuevo derrame tóxico de Barrick está protegido por la Ley de Glaciares”, denunció Enrique Viale, presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas.