CIENCIA ADIOS A LA BILLETERA

Cada vez hay más opciones para pagar con el smartphone

Expertos debaten los mejores sistemas digitales de pago. Estiman que para 2020 el dinero electrónico reemplazará al de papel.

Foto:Cedoc

A fines del 2014, el equipo del Ericsson ConsumerLab realizó una encuesta global en diez grandes capitales del mundo, entrevistando dueños de smartphones de 15 a 69 años. Buscaban indagar sus preferencias respecto al uso de billeteras electrónicas. El resultado fue apabullante: el 80% consideró que para el 2020 estaremos usando dinero digital, guardado en celulares inteligentes que reemplazarán a las actuales billeteras y monederos.
“El papel moneda ya tiene casi 400 años”, recordó Hernán Di Chello, responsable de desarrollo de soluciones en Mercado Libre. “Y las tarjetas de crédito nacieron en la década del ‘50”. Según su apreciación, coincidente con la de otros expertos en el tema, “estamos en un punto histórico: hoy están dadas las condiciones para que abandonemos los billetes para hacer transacciones, incluso las de pocos pesos, y empecemos a concretar los pagos por sistemas tan simples como mandar un SMS o enviar Whatsapp”.
Di Chello contó su visión durante la mesa redonda “Billetera, Banca y Tecnología mobile”, realizada esta semana en el Mobile Life Congress, un evento que reunió a más de 150 expertos en temas de internet, marketing y negocios.

Otro de los oradores, Jorge Larravide, responsable de web, Mobile y Marketing en la Red Link, abundó en el tema comentando que las estadísticas marcan que en Argentina alrededor del 40% de los usuarios ya usan smartphones; la penetración de internet alcanza al 66% y se cuentan 36 millones de líneas de celulares activas. “Todas éstas son condiciones que facilitan la expansión del dinero electrónico”.
Finalmente, hay otros dos elementos que le dan fuerza a la tendencia de pasar de los billetes de átomos a los pesos en bits: por un lado Argentina, como muchos otros países en desarrollo, tienen un bajo nivel de bancarización, debido a la amplia informalidad de la actividad económica. Esto favorece el crecimiento de medios de pago alternativos como las tarjetas Monedero y SUBE. Y, según los expertos, no es complejo pasar de tener dinero guardado en estas tarjetas específicas a hacerlo en una aplicación que funcione instalada en el celular.
Y el factor final de esta innovación es que la generación de los “milennials” está ya manejando dinero: se trata de los jóvenes que nacieron con internet y que no sienten desconfianza de los medios de pago electrónicos. De hecho, se sienten mucho más a gusto ante un cajero automático que haciendo una fila en el banco. Ante esta perspectiva son muchas las empresas que se han lanzado a ofrecer ecosistemas digitales de pago: desde Apple con su iPhone 6, a Google con su app Wallet. Y también Samsung, Paypal, Walmart, Facebook y, localmente, Mercado Pago.
De todos modos, aún los expertos reconocen que todavía hay algunas barreras a superar antes de lograr una adopción generalizada: “por ejemplo, se necesitan nuevas regulaciones del Banco Central. Y adoptar estándares comunes por parte de las compañías que desarrollan los servicios”, explicó Larravide. Y Di Chello finalizó explicando que “las empresas tenemos que desarrollar soluciones realmente simples para que hacer un pago sea tan fácil como mandar un Whatsapp”.



Enrique Garabetyan