CIENCIA NEGOCIACIONES ANTES DE NAVIDAD

Continúa la toma del Ministerio a la espera de una nueva reunión

La toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología en el Polo Científico de Palermo cumplió ayer su cuarto día. Al cierre de esta edición, los becarios esperaban una nueva reunión con las autoridades del Conicet que permita solucionar el conflicto por la no incorporación a la carrera de 489 investigadores que venían trabajando dentro de la estructura.

reclamo. Becarios y docentes ayer en la puerta del Conicet reunidos en una asamblea.
reclamo. Becarios y docentes ayer en la puerta del Conicet reunidos en una asamblea. Foto:telam

La toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología en el Polo Científico de Palermo  cumplió ayer su cuarto día. Al cierre de esta edición, los becarios esperaban una nueva reunión con las autoridades del Conicet que permita solucionar el conflicto por la no incorporación a la carrera de 489 investigadores que venían trabajando dentro de la estructura.

Por la mañana, los investigadores rechazaron la propuesta de las autoridades del Ministerio de Ciencia y Tecnología. El Gobierno había ofrecido dividir al grupo de ingresantes a la carrera en tres: de los 489 científicos que quedaron afuera, un grupo de 350 sería reubicado en otros organismos descentralizados y universidades, otros 170 seguirían un año más con beca posdoctoral y el resto quedaría afuera dado que se postulaban por primera vez al organismo.

Los becarios, apoyados por estudiantes, docentes y organizaciones políticas, rechazaron esta propuesta tras una asamblea “porque no responde al reclamo de los 500 ingresos al Conicet”, según un comunicado de la organización Jóvenes Científicos Precarizados. Además, los manifestantes aseguraron que “la propuesta no fue presentada por escrito y no incluye a la totalidad de los afectados: deja afuera a quienes aun tienen un año de posdoctorado o quienes por diferentes motivos no son empleados del Conciet”.

La contrapropuesta fue extender las becas hasta diciembre de 2017 y armar una mesa de negociación para buscar una solución de fondo. Esto iba a ser tratado ayer, pero al cierre de esta edición la reunión aún no se había concretado. La asamblea ratificó la toma y la incorporación “de la totalidad de los becarios seleccionados y evaluados”.

Desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología aseguraron que la intención es “resolver” el tema y “descomprimir” la situación. Tanto Barañao como el presidente del Conicet, Alejandro Ceccatto, manifestaron que el Conicet creció demasiado y que hay que reducir el número de ingresantes: “En un país que reconoce tener un 30% de pobres, debemos entender que estamos hablando no de un recorte sino de crecer a tasas menores de las que veníamos creciendo, que eran anormales para cualquier sistema científico”.