CIENCIA

Declaran la emergencia sanitaria global por el mortal virus del Ebola

Afecta el oeste de África y es “el más severo en cuatro décadas”. Instan a los países a movilizarse para frenar su avance.

Foto:AFP

Cinco meses después de los primeros casos confirmados en Guinea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia de salud pública internacional por la propagación del virus del Ebola en África occidental. La epidemia, que ya causó 1.779 casos y 961 muertos, afecta a Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria y amenaza extenderse. “Estamos ante el brote más severo y complejo en cuatro décadas de historia de esta enfermedad. El brote se mueve más rápido que nuestra capacidad de control”, admitió Margaret Chan, directora general de la OMS, al tiempo que calificó a la medida como “un urgente llamada a la solidaridad internacional para frenar el avance del virus”.  

Es la tercera vez que la OMS decreta una alerta de salud pública mundial desde que en 2007 introdujo el nuevo reglamento de respuestas sanitarias. La primera fue en 2009 con ocasión de la pandemia de gripe A (H1N1) y la segunda, en mayo de este año, ante la expansión de la polio en zonas de Asia y África. “La declaración de la OMS es un llamado a la comunidad internacional para coordinar la respuesta mundial a la epidemia”, explicaron especialistas a PERFIL. En primer lugar, urge a los países afectados a activar los mecanismos de gestión de crisis y declarar el estado de emergencia.

También recomienda a los demás Estados estar preparados para detectar, investigar y gestionar casos de Ebola. Sin embargo, la OMS no prohíbe ni los vuelos ni el comercio con los cuatro países africanos aunque sí pide que se extremen en los aeropuertos los controles para vigilar “cualquier caso de fiebre de origen desconocido”. De hecho, el Ministerio de Salud de la Nación instó ayer a las provincias a fortalecer la vigilancia epidemiológica ante la potencial recepción de pacientes infectados.

“En la situación actual hay tres dimensiones de gravedad: la primera, que la propagación de la enfermedad es demasiado rápida, con más de 1.700 casos en tres países por lo menos y más de 900 muertes confirmadas. Es decir, no es un “brote” que quedó localizado en una comunidad específica. En segundo lugar, la letalidad continúa siendo alta, por encima del 54%. Y, por último, que las condiciones de vida inequitativas y la debilidad estructural de los sistemas locales de salud pública en Africa son un determinante en sí mismo que potencia el patrón epidemiológico de este tipo de enfermedades”, le explicó a PERFIL Gonzalo Basile, coordinador regional para América Latina y el Caribe de Médicos del Mundo, organización que trabaja en Sierra Leona desde 2001.

“Ante una hipotética llegada de un paciente con Ebola al país hay que aislarlo. Pero lo más probable es que no se produzca una diseminación del virus. No hay que crear pánico, hay que informar a la población y formar al personal sanitario”, sostuvo Claudia Ermeninto de Médicos Sin Fronteras.

La fiebre hemorrágica del Ebola es causada por un virus que se transmite por contacto directo con fluidos y secreciones de los pacientes infectados. Su período de transmisión oscila entre los dos y los 21 días, y la mortalidad llega al 90%. La enfermedad no tiene cura. Por eso la OMS estudia el eventual uso de un medicamento (Zmapp), aún en fase de estudio y que se administró con éxito en los dos pacientes estadounidenses repatriados a su país esta semana.

 

Argentina extrema su vigilancia

Ante la declaración de la OMS, el Ministerio de Salud de la Nación instó a las autoridades de Salud de las provincias a fortalecer la vigilancia epidemiológica y a adoptar las medidas necesarias para enfrentar la eventual presentación de casos de Ebola. “En la Argentina no tenemos vuelos directos a la región de Africa afectada. Los vuelos llegan vía Europa o vía Sudáfrica. Por eso el riesgo de que llegue un caso y el brote se disemine es bajo, estamos muy poco expuestos”, le dijo a PERFIL Jaime Lazovski,secretario de Promoción y Programas Sanitarios del ministerio.

El experto explicó que ante el eventual arribo al país de casos sospechosos, estos serán aislados, evaluados y trasladados cumpliendo con las medidas de protección al Hospital de Alta Complejidad “El Cruce” (de la localidad de Florencio Varela) o al Hospital Juan P. Garrahan en el caso de un menor. El laboratorio INEI-Anlis “Carlos Malbrán” será el encargado de recibir las muestras y enviarlas a los Centros de Control de Enfermedades de los EE.UU., único laboratorio de la región que tiene los reactivos necesarios para hacer el diagnóstico de Ebola.

El lunes habrá una reunión de referentes de salud y especialistas para analizar la capacidad de respuesta del país ante la potencial recepción de casos de Ebola. En estos momentos sólo hay dos argentinos en Sierra Leona, los empresarios Emiliano Mroue y Patricio Imerito, que  se encuentran en buen estado de salud y podrían retornar al país el lunes.



Florencia Ballarino