CIENCIA

Dispositivos de apoyo

PERFIL COMPLETO

No hay un solo tipo de autismo. Hay personas diversas en las que los síntomas del autismo se manifiestan de formas diferentes y su evolución sigue distintas trayectorias. Se trata de un síndrome que afecta la comunicación, las relaciones sociales y la flexibilidad, pero las afecta en distinto grado, según cada caso particular. De ahí que se hable de “espectro autista”.
Es importante valorar el potencial de cada persona y a partir de allí brindar los dispositivos de apoyo necesarios para su aprendizaje y desarrollo. Con los apoyos necesarios muchas personas con espectro autista pueden comunicarse, hablar, vincularse con los demás y alcanzar grados crecientes de autonomía.
La detección y la intervención tempranas mejoran el pronóstico. Abordar el espectro autista exige una mirada interdisciplinaria y un trabajo colaborativo en equipo, basado en las fortalezas de cada niño, respetando su singularidad. Otra de las claves es el diálogo permanente con las familias. La escuela debería tener un papel central valorando las diferencias como una oportunidad de aprendizaje y enriquecimiento de todos. El movimiento hacia la educación inclusiva exige una serie de cambios metodológicos y organizativos que incluyen la formación de los propios docentes para la atención de la diversidad al tiempo que se reorganizan las propias instituciones educativas con el fin de garantizar una enseñanza de calidad. Hay muchas experiencias exitosas de personas que han superado barreras a través de “ajustes necesarios” para el aprendizaje. Jóvenes que han llegado a la universidad y tienen posibilidades de trabajo. Construir una sociedad más inclusiva es un desafío para todos a la vez que un derecho para las personas con espectro autista.

*Doctor en Psicología. Autor del libro Autismos.



Daniel Valdez