CIENCIA PREOCUPACION SANITARIA

Ebola: un caso sospechoso en Brasil disparó la alerta regional

Un africano que viajó a San Pablo tuvo síntomas y fue aislado en Río. Hoy se sabrá si está infectado. Podría haber pasado por Misiones.

Foto:Vanderlei Faria

“El temor por el virus del Ebola llegó a América Latina. Brasil registró ayer el primer caso sospechoso de Ebola en la región. Se trata de Souleymane Bah, un comerciante de 47 años oriundo de Guinea, uno de los países africanos más afectados por la enfermedad, que ya causó la muerte de casi 4 mil personas en Africa occidental.

El hombre ingresó el jueves a la tarde en una unidad de atención primaria de Cascavel (a 498 kilómetros de la capital de Paraná, Curitiba) tras presentar un cuadro febril. Por estar en el 20º día del supuesto contagio –período límite de incubación de la enfermedad–, el paciente fue inmediatamente considerado sospechoso de padecer Ebola y aislado.

Las autoridades sanitarias brasileñas lo trasladaron ayer a la madrugada al Instituto Nacional de Infectología Evandro Chagas, en Río de Janeiro, centro de referencia del país para tratar estos casos. En tanto, muestras de su sangre fueron enviadas a un centro especializado en Belén, al norte de Brasil. Al cierre de esta edición, aún se aguardaban los resultados del primer análisis para confirmar o descartar que se trate de Ebola.

“Lo consideramos un caso sospechoso porque los síntomas fueron detectados dentro del período de incubación”, dijo Arthur Chioro, ministro de Salud de Brasil, en conferencia de prensa. “Quiero enfatizar que tenemos la situación bajo control, todos los procedimientos fueron hechos de la manera y en el momento adecuados según los protocolos internacionales”, agregó.

El funcionario consideró de “bajo riesgo” la situación de Bah y contó que “el paciente no vomitó, no tiene fiebre ni presentó hemorragias”, síntomas característicos de la infección. Además, se le realizó un test de malaria que resultó negativo. Según autoridades sanitarias, Bah habría tenido contacto con 64 personas desde el momento en que empezaron los síntomas: sesenta en el centro médico y cuatro en la residencia donde se hospedaba. “Todas serán monitoreadas y se les harán tests durante 21 días, tomando su temperatura dos veces por día. Son considerados de bajo riesgo porque no tuvieron contacto con sangre o secreciones”, señaló el ministro.

Chioro recordó que el virus de Ebola no es transmitido por aire, agua o alimentos; sólo en contacto directo con sangre y fluidos corporales, o superficies contaminadas. Y el paciente no contagia mientras está asintomático.

Conexión local. Bah llegó al Aeropuerto Internacional de Guarulhos, en San Pablo, el 19 de septiembre y cinco días después pidió refugio político en la localidad de Dionisio Cerqueira, estado de Santa Catarina, lindante con la provincia de Misiones. En un primer momento, se informó que el  guineano había ingresado al país por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, lo que fue descartado por la Dirección de Migraciones de Argentina a través de un comunicado. De todos modos, hay versiones que indican que Bah habría viajado a Misiones y luego regresado a Brasil a través del paso fronterizo que une la localidad misionera de Bernardo de Irigoyen con Dionisio Cerqueira.

“No hay ningún registro de que esta persona haya circulado por el territorio argentino. No hay registros ni de ingreso ni de salida, al menos con ese nombre”, le dijo a PERFIL Jaime Lazovski, viceministro de Salud de la Nación. “En los últimos meses no hemos tenido ningún registro de alguna persona oriunda de Guinea, Liberia o Sierra Leona que haya solicitado visa para entrar al país”, explicó el funcionario.

En Argentina hubo cinco alertas por Ebola desde que la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia sanitaria internacional. Cuatro personas que habían regresado de Nigeria y un tripulante chino de un barco que había realizado una parada en ese país con destino al puerto de Buenos Aires consultaron por fiebre en hospitales del país. En todos los casos, se descartó que se tratase de Ebola. “Tuvimos casos sospechosos pero de personas que habían estado en Nigeria, un país donde no hay transmisión activa”, confirmó Lazovski. Por eso, el caso del guineano despertó la alarma de la región. Se trata del primer paciente sospechoso que llega desde un país donde sí hay una epidemia. Resta saber ahora si el Ebola llegó o no a América Latina.



Florencia Ballarino