CIENCIA EL FUTURO DE LAS COMPUTADORAS PERSONALES

El 10% de los argentinos ya se pasó a la tendencia "ultrabook"

La PC ya no es lo que era. Por suerte. La versión moderna es superior en todo sentido: potencia, peso, rendimiento de batería, funcionalidades. Este año se venderán algo más de 300 millones de PC en todo el mundo. Más allá de la proliferación de smartphones y tabletas; para entornos de trabajo y de estudio, los argentinos seguiremos optando por computadoras de escritorio y portátiles, pero les exigiremos cada vez más funcionalidades.

Esta semana la consultora CIO Research presentó un estudio encargado por la firma Intel que revela que el 38% de los consumidores locales optarán por equipos portátiles en su próxima compra y el 10% ya definió que lo hará por una ultrabook, la versión moderna de las notebooks, mucho más livianas, delgadas y potentes. Las PC de escritorio, por su parte, también se mantiene dentro de las preferencias con un total de 35% de intención de compra. Los datos muestran además que esta tendencia se da más fuertemente en la Ciudad de Buenos Aires. “Estamos notando una muy buena aceptación de la categoría ultrabook de fabricantes, tanto nacionales como multinacionales. La vigencia de los equipos de escritorio muestra que hoy el mercado tecnológico tiene una solución a la medida de las necesidades de cada una de las personas y grupos familiares”, dijo Elizabeth Moncada, gerente de Consumo para Intel Cono Sur.

Ese atractivo ya se refleja en las ventas: en la Argentina hay más de 17 millones de PC, y se vendieron 2,9 millones de computadoras en el último año (las portátiles son el 66%), según la consultora Prince & Cooke. En octubre último las ultrabooks se llevaron el 3% de las ventas; en noviembre, el doble, y volvieron a duplicar el porcentaje en el último mes del año. De hecho, según la consultora GFK las ventas de ultrabook llevan seis meses consecutivos de crecimiento a pesar de que en el país, los costos son aún elevados (oscilan entre los seis mil y 12 mil pesos) y la oferta es menor que en países vecinos.

La clave en las ultrabooks está en el procesador. En el caso del modelo de Intel, el chip ahora aporta el doble de performance gráfica que la generación anterior. Esto significa que pueden reproducir una película sin agotar la batería y permite crear modelos cada vez más eficientes (11% más de rendimiento con 25% menos de consumo que la generación anterior) porque no es necesario tanta batería.

Continúa el proceso de renovación del parque informático local, con una fuerte orientación hacia las computadoras portátiles y transformables, con nuevos conceptos que combinen movilidad, diseño y potencia, según las preferencias de los consumidores.



Redacción de Perfil.com