CIENCIA JORGE SAN JUAN, DIRECTOR DE EPIDEMIOLOGIA

“El dengue dejó de ser un brote para pasar a ser una epidemia”

El funcionario admitió que hay casos en casi todas las provincias. Misiones y Formosa son las más afectadas. Estudian una vacuna.

Foto:telam

El alerta por la propagación del dengue no cesa. El director nacional de Epidemiología, Jorge San Juan, reconoció que el dengue en Argentina “dejó de ser un brote para pasar a ser una epidemia”, situación que no significa gravedad sino esparcimiento de casos por las provincias: “Están apareciendo casos en Mendoza, por ejemplo, de personas que viajan. Casi todas la provincias ya tienen casos, inclusive provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires”, detalló el funcionario en declaraciones radiales.
Hasta el momento se han notificado más de 1.100 casos en el país, aunque se estima que por cada caso confirmado podría haber otros tres que no se registran, lo que agrava la situación. De acuerdo a la información del Ministerio de Salud de la Nación, en las provincias de Misiones y Formosa se encuentra el epicentro de la epidemia de dengue por serotipo DEN1.

Misiones cuenta con 897 casos (862 sospechosos y 35 confirmados), razón por la cual se abrieron consultorios móviles que atienden pacientes febriles y con síntomas afines a las enfermedades que transmite el mosquito Aedes aegypti. La provincia declaró esta semana el alerta sanitario.  “Se hicieron fumigaciones en Puerto Iguazú, el centro de la provincia y Posadas. Creemos que la declaración de la emergencia sanitaria va a contribuir a que llegue recurso humano: ya que faltan médicos y enfermeras para dar asistencia y visitar los barrios”, le dijo a PERFIL Jorge Duarte, enfermero de Misiones y delegado de ATE.  
También fueron confirmados casos de dengue en: Formosa (74), Chaco (9), Santa Fe (16), Corrientes (21), Catamarca (7), Córdoba (11), Entre Ríos (2), Tucumán (3), Buenos Aires (30), Ciudad de Buenos Aires (18), Santiago del Estero (19) y Mendoza (3).

Prevención. San Juan también se refirió a la vacuna contra el dengue del laboratorio Sanofi Pasteur que actualmente está a la espera de aprobación en el país, pero que ya cuenta con autorización en Brasil y México. “La Comisión Nacional de Inmunizaciones todavía no la aprobó, es una vacuna que hay que estudiarla, tiene 60% de protección y son tres dosis, con intervalos de meses”, explicó. Su aplicación “depende a qué población puede ser dirigida y no sirve en este momento”, agregó.
El dengue es una infección viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que se caracteriza por ser negro con manchas blancas, habita las áreas próximas a las viviendas y deposita sus huevos en agua limpia, en lugares con sombra y semisombra. Por esta razón es importante eliminar recipientes u objetos que puedan servir de criaderos para las larvas del mosquito, dar vuelta recipientes como baldes y palanganas y vaciar en forma frecuente portamacetas, floreros y bebederos.
A quienes se dirigen a zonas donde circula el virus se aconseja el uso de repelentes con aplicaciones cada tres horas y, en lo posible, vestir con mangas y pantalones largos. Ante la presentación de síntomas como fiebre y dolor de ojos, cabeza, músculos y articulaciones; náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda no automedicarse y acudir al médico. No se debe tomar aspirinas ni ibuprofeno porque pueden aumentar el riesgo de hemorragia.



Florencia Ballarino