CIENCIA PSICOSIS POR EL MOSQUITO

El temor al dengue y al zika disparó las ventas de repelentes

Ya se venden 90 mil por día y hay faltantes. Aumentaron las consultas de embarazadas. Muchas deciden cancelar su viaje a Brasil.

PERFIL COMPLETO

Foto:Marcelo Aballay

La invasión de mosquitos y el temor al dengue y otras enfermedades que transmite el Aedes aegypti, como el zika y el chikunguña –del que ya hay casos importados en el país– dispararon las ventas de repelentes. “Desde que empezó la temporada y la epidemia de dengue pasamos de no vender prácticamente repelentes a un expendio de entre seis o siete productos por día por farmacia. Es decir que un total de entre 90 y 100 mil unidades se comercializan diariamente sólo en farmacias”, dijo a PERFIL Marcelo Peretta, titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos.

En una recorrida que realizó PERFIL por la Ciudad de Buenos Aires, pudo constatar el faltante de repelentes en farmacias y supermercados; además de la variación de precios (el mismo producto puede costar $ 45, $ 53 o $ 60, dependiendo del barrio). En muchos casos, los comerciantes dicen que no llegan a reponerlo. El Ministerio de Producción acordó esta semana un precio de referencia de $ 34,99 con grandes cadenas de supermercados para el Off en aerosol de 165 cm3.

Otro indicador de la “psicosis” por el mosquito es el incremento en las ventas de paracetamol, analgésico indicado para los síntomas que pueden darse en presencia de estas enfermedades, como por ejemplo dolores musculares, articulares, de cabeza y en la parte posterior de los ojos, además de fiebre. Según Peretta, en los últimos veinte días “el paracetamol pasó a su competidor más directo, el ibuprofeno”.

El temor invade especialmente a las embarazadas, a quienes se les recomienda no viajar a Brasil, México, Colombia, Paraguay y otros países donde circula el zika, virus que se asocia con un incremento de casos de microcefalia. “Hay muchas consultas de embarazadas. Por eso recomendamos que no viajen, aunque si deben hacerlo que indefectiblemente repongan el repelente cada cuatro horas y utilicen manga larga y pantalones”, dijo Alejandro Hakim, de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Buenos Aires.

Leonardo Mezzabotta, jefe de Obstetricia del Sanatorio de Los Arcos, tiene dos pacientes que decidieron no ir a Brasil. “Yo les sugerí que tomaran conocimiento sobre los riesgos y las medidas de prevención e identificación precoz de cualquier síntoma que pudiera relacionarse con esta enfermedad, pero ellas definieron de esa forma”.

Esta semana, las aerolíneas LAN, TAM y Avianca ofrecieron el reembolso o adelanto de pasajes a embarazadas que hayan comprado vuelos a zonas afectadas con zika, extendiendo además el beneficio a sus acompañantes y familiares.



Noelia Veltri