CIENCIA GUERRA EN EL SMARTPHONE

El tradicional SMS agoniza en manos de WhatsApp y Facebook

La tendencia desafía el esquema de negocios de operadoras.

Foto:Cedoc.

En diciembre de 2013, los argentinos enviaron 13 mil millones de mensajes de texto (SMS). Sin embargo, apenas un año después, esa cifra ya ronda los 11.900 millones, según datos publicados por el Indec. ¿Cómo se explica esta baja mientras toda la industria de las comunicaciones está en crecimiento? “Cuando apareció la mensajería instantánea (MI) con aplicaciones como BBM y WhatsApp, se inició un cambio”, le explicó a PERFIL el consultor Enrique Carrier.

Un estudio reciente realizado por esta consultora sobre consumidores argentinos, reveló que el 85% de los usuarios de mensajería móvil afirmó haber disminuido el uso de SMS a consecuencia de la utilización de WhatsApp o similares. Para Carrier, una de las razones que explican este fenómeno es que las apps permiten intercambiar mensajes en forma ilimitada, pagando por un abono fijo de datos, en lugar de por cada SMS enviado, “algo que al usuario le generaba incertidumbre en el monto final de la factura”.

Este cambio en las formas de comunicarse no es algo exclusivo de Argentina. Gustavo Fontanals, especialista en telecomunicaciones, le dijo a PERFIL que “esa evolución de preferencias se está verificando a nivel global, con más fuerza en los países desarrollados, donde el mercado de smartphones y planes de datos está maduro”. Según este investigador de la UBA, el reemplazo del SMS por las opciones de MI es tan fuerte que, por ejemplo, las grandes operadoras están modificando su esquema de negocios. “Están pasando a dar SMS ilimitados, con una tarifa fija. Pero, además –y esto es significativo–, suele ser obligatoria su contratación cuando el usuario elige un plan de datos”.

La mudanza de preferencias posiblemente se acentúe en los próximos años. Patricio O’Gorman, profesor de Estrategias Digitales en la Universidad de Palermo, aseguró que van a seguir conviviendo todas las opciones pero con variantes. “Hay estudios que muestran que para 2017 el uso de SMS caerá 20% respecto de 2012”, dijo. La consultora Ovum calcula que por la baja de SMS los operadores recibirán, hasta 2016, unos US$ 54 mil millones de ingresos menos.

Reconversión. Pero, según los especialistas consultados por PERFIL, aunque quede un poco en desuso, el SMS no va a extinguirse. “Es un verdadero servicio universal que le llega al destinatario independientemente de la telefónica, del sistema operativo del celular o del país donde esté”, resumió Carrier. Además, sigue siendo una herramienta de comunicación ideal para mucha gente con celulares básicos, según Fontanals. “A lo que se suma la precaria cobertura y funcionamiento del 2G y 3G, que hacen que muchas veces se vuelva a optar por los SMS por ser una alternativa segura”.

Por su parte, Hernán La Rosa, gerente de Servicios Móviles en Movistar, confirmó que “el SMS sigue siendo un medio altamente confiable para comunicarse, porque llega a cualquier móvil”. La Rosa agregó que Movistar ve que el uso de SMS se está estabilizando en los últimos años. “Lo que sí está creciendo al 70% u 80% anual es el uso de los datos en el celular, donde se incluye la mensajería instantánea”, dijo.

Algo similar considera Fernando del Río, director comercial de Mercado Masivo en la operadora Claro. “En general, las telecomunicaciones están evolucionado de la voz hacia la data en todo el mundo. Sin embargo, el SMS todavía ofrece una confiabilidad a la que, a veces, no llegan las actuales redes de datos”.

Patricio Cassain, gerente de Innovación del Grupo Telecom, señaló que, si bien hace un tiempo el SMS era “la” alternativa preferida, ahora el usuario tiene otras opciones. “Consideramos que, si bien su uso se está desacelerando, tenemos que pensar los SMS como un complemento más de la oferta de conectividad”.

Todo indica que en los próximos años la misma persona elegirá diferentes sistemas para comunicarse con sus amigos y contactos. Y, aunque ya haya cumplido 22 años, el SMS todavía continuará ocupando un lugarcito en el smarphone.

 

El mail, sólo para el trabajo

Para la elaboración del informe “Telefonía móvil 2014”, realizado por la consultora Carrier y Asociados, se les preguntó a los usuarios sus preferencias a la hora de usar servicios basados en paquetes de datos. El primer elemento llamativo es que –entre quienes tienen estos servicios– las apps de mensajería son la primera elección. “Entre éstos, la mensajería instantánea aparece en el primer lugar y creciendo, con el 60% de los casos, cifra que en 2013 fue del 49%”, dijo Carrier. Otro dato llamativo es que el envío de mails quedó relegado al 58%, evidenciando un uso más orientado al mundo laboral.

Entre las apps de mensajería instantánea, la primera apuesta es por WhatsApp, elegida por el 98% de quienes adoptan esta forma de comunicación. En segundo lugar se ubica el Facebook Messenger, elegido por el 55%. Y mucho más lejos, con alrededor del 9% se ubican otras opciones como BBM, Line, Skype y otros programas similares. El 74% de los usuarios de WhastApp comparte fotos, audios y videos y el 61% arma grupos de contactos.



Enrique Garabetyan