CIENCIA

Escándalo en el Instituto que entrega el Premio Nobel de Medicina por la mala praxis

El cirujano Paolo Machiarini es investigado por la muerte de seis pacientes. Sus controvertidos métodos.

Foto:corrierefiorentino

El prestigioso Instituto Karolinska, de origen sueco y encargado de otorgar el Premio Nobel de Medicina, está vinculado en lo que podría ser un escandaloso fraude. Uno de sus más reconocidos médicos, Paolo Macchiarini, está siendo investigado por la muerte de seis de sus pacientes y por numerosas acusaciones de mala praxis.

El médico italiano se hizo conocido en el 2008 cuando trasplantó exitosamente una tráquea de un fallecido a una paciente colombiana con tuberculosis en el Hospital Clínic de Barcelona, en España.

Tras ese avance, el Instituto Karolinska lo contrató y le permitió desarrollar sus prácticas a lo largo de los últimos cinco años, donde consiguió transformarse en uno de los más prestigiosos doctores en la medicina regenerativa.

Más adelante, en 2011Macchiarini logró intervenir quirúrgicamente a otro paciente una tráquea artificial sintética, recubierta con células madre del afectado, enfermo de cáncer. 

Sin embargo, en el año 2014, varios colegas suyos del Karolinska cuestionaron sus métodos de trabajo por actuar sin el aval de sus pacientes y a su vez disminuir los posibles riesgos de las operaciones.

Tras la muerte de seis de sus pacientes a lo largo de varios años y de repetidas acusaciones contra él por malas prácticas, un documental de la televisión de Suecia provocó una indignación en la comunidad científica y "furia" en el Instituto que entrega el Premio Nobel, según voceros de dicha entidad.

El discutido médico negó que su trabajo tenga relación con la posterior muerte de sus pacientes, aunque cuatro médicos afiliados al Hospital Universitario Karolinska, que participaron en el tratamiento de tres pacientes de Macchiarini, compararon los resultados de uno de sus artículos, que describía la primera operación con una tráquea sintética, con los historiales médicos de los pacientes y encontraron discrepancias.

Las revelaciones del caso generaron una "crisis de confianza" en la institución y la renuncia del rector y vicerrector de investigación. Además, comenzaron a indagar a fondo sobre los métodos del cirujano.

Por otro lado, también se alejó de su cargo el secretario general de la Asamblea del Nobel, Urban Lendahl, con motivo de mantener el prestigio del premio.

La Asamblea del Nobel está formada por 50 profesores del Instituto Karolinska nombrados por la plantilla del mismo, aunque es una organización privada que formalmente no es parte de la institución.

Arvid Carlsson, Nobel de Medicina sueco, dijo que deben tomarse "medidas radicales"."Es un escándalo sin igual. Esto es lo peor que ha ocurrido en la historia del premio de Medicina, y casi diría que en toda la historia de los Nobel", dijo en la televisión sueca.



Redacción de Perfil.com