CIENCIA DIA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA EL VIH

Expertos piden que se revise la actual ley nacional de sida

A 24 años de su sanción, buscan modificar la norma para que incentive el testeo universal y garantice acceder al tratamiento.

Foto:Gza: Fundacion Huesped
En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora mañana, un grupo de organismos oficiales y ONG organizó el primer debate público sobre la necesidad de actualizar la legislación argentina relacionada con esta enfermedad. “La actual ley 23.798 ya tiene más de dos décadas de vida. Consideramos que es necesario actualizar la legislación vigente”, le explicó a PERFIL Juan Carlos Cisneros, presidente de la Sociedad Argentina Interdisciplinaria de Sida (Saisida) y una de las organizadoras del encuentro en el que también participaron representantes de la Dirección Nacional de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación, de la OPS, de AHF Argentina y de la Sociedad Argentina de Infectología.
“Cuando se promulgó la Ley, en 1990, fue un gran avance y un modelo para toda la región. Pero hoy han cambiando los paradigmas: de una afección mortal se ha ido convirtiendo en una enfermedad crónica”; recordó el doctor Marcelo Vila, coordinador de VIH de la OPS.
Algunas de las propuestas de actualización son significativas. Por ejemplo, asegurar que los tratamientos sean cubiertos sin interrupciones, aunque surjan problemas o rechazos por parte de la obra social o prepaga. “En ese caso, el Estado debería garantizar la continuidad y el derecho al tratamiento”, propuso Cisneros, jefe de Terapia Intermedia en el Hospital Muñiz.
Otro de los puntos en debate fue que la nueva ley debería obligar al sistema de salud a ofrecer las futuras opciones de tratamiento siempre que la evidencia científica las respalde. Y también que se incluyan en las coberturas todo tipo de complicaciones, por ejemplo, los problemas gástricos que puede causar el uso continuo de antirretrovirales.
Entre las sugerencias figura la posibilidad de dejar de considerar al VIH-sida una “enfermedad preexistente”, especialmente en el momento de afiliarse a una prepaga, y también la de prohibir los testeos de VIH en cualquier estudio prelaboral. Varias propuestas de cambios son culturales y están relacionadas con los derechos de los pacientes. Por ejemplo, dejar atrás palabras como “portadores” para referirse a las personas que viven con VIH.
Tras esta primera reunión, se realizarán nuevos encuentros “para que a mediados de 2015 ingrese al Congreso un nuevo proyecto de Ley de Sida”.

Enrique Garabetyan