CIENCIA MUSEO PALEONTOLOGICO DE TRELEW

Furor por el megadinosaurio: 4 mil personas en la apertura de la muestra

Por primera vez se exhibieron algunos restos fósiles del ejemplar hallado en Chubut. El enorme fémur de 2,4 metros fue la gran atracción. Buscan fomentar el paleoturismo.

Foto:Telam

A pesar del frío, miles de chicos y grandes desbordaron ayer las salas y talleres del museo Egidio Feruglio (MEF) de Trelew, en Chubut, para ver los huesos del dinosaurio más grande del mundo y escuchar a los paleontólogos relatar los pormenores del hallazgo, en el primer día del MEF Abierto 2014. Este evento que organiza cada año el equipo del museo contó esta vez con un agregado especial: la exhibición de los huesos que conforman la enorme pata anterior izquierda de este saurópodo que vivió en las tierras patagónicas hace 100 millones de años.

“Hicimos un montaje especial de varios huesos de este ejemplar que pertenece al grupo de los Titanosaurios, incluyendo el húmero, la ulna o cúbito, el radio y la escápula, que pesa cerca de 500 kilos”, detalló el paleontólogo José Luis Carballido, especialista del MEF y responsable del estudio de estos fósiles que fueron observados por primera vez en 2008 por un peón rural del paraje El Sombrero, a unos 280 kilómetros al oeste de la capital chubutense, y de cuyo hallazgo se informó el 16 de mayo pasado.

Pero, además, según este experto, la ocasión es única porque en general en todos los museos el público accede a ver réplicas de huesos ubicadas en las salas de exhibición. “Pero como los restos de este dinosaurio se encuentran en excelente estado de conservación, y como logramos hacer un montaje adecuado, podemos mostrarle a la gente los huesos fosilizados reales”.

Una de las preguntas más frecuentes de los visitantes fue por qué aún el ejemplar hallado no tiene nombre, género ni especie definida. “No podemos bautizarlo ni proponer su clasificación final hasta que no tengamos más análisis de los restos y podamos hacer la primera publicación en una revista científica”, detalló.

La intención de los directivos del MEF es, en el mediano plazo, armar una réplica exacta que permita exhibir en tamaño real el megadinosaurio. Pero para eso se precisa una ampliación del museo. “Exhibir una réplica completa abarcaría el equivalente a tres salas”, detalló Pedro Saizar, coordinador de Extensión y Programas Educativos del MEF. De concretarse esta reforma, ayudaría mucho a consolidar el cada vez más intenso fenómeno del paleoturismo. “Notamos que año tras año llega más gente –especialmente extranjeros– a visitar los museos de la región, interesada en conocer el patrimonio paleontológico de Argentina”, concluyó.



Enrique Garabetyan