CIENCIA PARQUE JURASICO EL SOMBRERO, CERCA DE TRELEW

Hallan 7 dinosaurios más en Chubut y creen que elegían ese lugar para morir

Además del titanosaurio anunciado el viernes, en el mismo yacimiento encontraron 200 fósiles. Científicos afirman que los enormes animales eran herbívoros. Atracción turística.

Foto:Gentileza MEF

“Un verdadero tesoro paleontológico”. Así calificaron expertos a los restos del megadinosaurio hallados por científicos del Museo Egidio Feruglio en la estancia La Flecha, a 260 kilómetros de Trelew, en Chubut. El descubrimiento no sólo se destaca por las dimensiones de los fósiles encontrados –los primeros análisis sugieren que la nueva especie habría alcanzado los 40 metros de longitud y las 80 toneladas de peso– sino también por su inusual estado de conservación.

“Los restos de titanosaurios gigantes conocidos hasta ahora eran escasos y fragmentarios. Estos huesos están impecables, y además tenemos casi todo el esqueleto: parte del cuello, gran parte del dorso y la mayoría de las vértebras de la cola, entre otros huesos”, dijo a PERFIL el paleontólogo José Luis Carballido, responsable del hallazgo junto a Diego Pol. Para el experto, el descubrimiento permite comenzar a responder muchas preguntas que desvelan a los paleontólogos desde hace años sobre la evolución, la biología y la morfología de estos enormes animales. “Preguntas que no podíamos responder porque no teníamos información”.

Cementerio. Los fósiles del megadinosaurio fueron encontrados en la estancia La Flecha, propiedad de la familia Mayo (ver recuadro). En total, se hallaron 200 restos pertenecientes a siete ejemplares. La presencia de estos animales juntos indicaría que murieron en el mismo sitio del hallazgo. La hipótesis que barajan los científicos es que durante los períodos de sequía concurrían a pequeños charcos de agua a beber y quizás algunos morían producto de la deshidratación. “La desarticulación de los huesos que observamos se debería a la acción de carnívoros  y carroñeros que iban al lugar a comer restos de estos animales muertos”, sostuvo Carballido. De hecho, en el lugar se hallaron sesenta dientes de dinosaurios carnívoros.

La excavación actual representa sólo el 20% del total, por lo que se prevé el hallazgo de nuevos restos fósiles. “Todavía tenemos por lo menos tres años más de trabajo de campo y un año más para preparar lo que ya colectamos, y con eso hacer una primera publicación científica y darle un  nombre al nuevo animal”. Por su parte, desde el gobierno provincial buscan crear en la zona el Area Protegida Los Altares y que el hallazgo sirva para fomentar el turismo en la región. “Contar en Chubut con el dinosaurio más grande del planeta es sin dudas una gran oportunidad, y desde el Estado debemos acompañar creando un circuito turístico”, sostuvo Carlos Zonza Nigro, secretario de Turismo y Areas Protegidas del Chubut. Ayer, todo era alegría en el Museo Egidio Feruglio de Trelew, que tuvo un récord de público a pesar de que los restos aún no están en exhibición y sólo se pueden ver a través de los vidrios del taller.

 

La familia Mayo, orgullosa

La familia Mayo, propietaria de la estancia La Flecha, donde se hallaron los fósiles del titanosaurio, está orgullosa. Ellos fueron, en parte,  los artífices de este descubrimiento. “Su colaboración fue muy importante, nos brindaron su hospitalidad tanto en la instalación del campamento como durante los días de trabajo”, contó a PERFIL el paleontólogo José Luis Carballido. Quien descubrió el primer fósil en 2011 fue el peón rural Aurelio Hernández, quien falleció hace dos años. “Por suerte uno de los hermanos de la familia estuvo desde muy chico vinculado  al trabajo de los paleontólogos. Cuando vio los huesos, enseguida pudo identificar que se trataba de restos fósiles y avisó al Museo”, explicó Carballido. El equipo planea seguir trabajando al menos tres años más en el extraordinario yacimiento hallado. Es que recién se completó una quinta parte del proceso de excavación. Como dice Alba Cristina, una de las propietarias de la estancia, “en este lugar hay más dinosaurios que ovejas”.



Florencia Ballarino