CIENCIA GABRIELA GONZALEZ, LA ARGENTINA QUE ‘COMPROBO’ LA TEORIA DE EINSTEIN

“Hay generaciones de científicos que se pierden por solucionar la crisis financiera de un año”

La física cordobesa lideró el equipo que logró realizar la primera detección de ondas gravitacionales y fue elegida como una de las diez investigadoras más influyentes de 2016. Habló con PERFIL sobre los recortes en CyT.

experta. González fue reconocida como la científica del año. Le entusiasma la idea de detectar la señal de algo desconocido.
experta. González fue reconocida como la científica del año. Le entusiasma la idea de detectar la señal de algo desconocido. Foto:cedoc

“Los recortes a la ciencia son muy preocupantes. A veces se toman medidas que parecen de corto plazo, que son para este año o el que viene, y que responden a crisis financieras o políticas pero que tienen consecuencias a largo plazo”. Quien habla es la física argentina Gabriela González. Esta semana la revista Nature la eligió para encabezar la lista de los diez científicos más destacados de 2016 a nivel mundial.

“Espero que cambien de idea ya que cuando dicen que se reduce el número de becas de investigación, la gente que las está esperando piensa en emigrar o hacer otra cosa y los chicos de secundaria y primaria que estaban pensando en ser científicos ven esto y dicen, mejor sigo otra cosa”, advirtió González en diálogo telefónico con PERFIL desde EE.UU.  

“Son generaciones que se pierden por una decisión que se tomó para aparentemente solucionar la crisis de un año”, afirmó la física que lidera el equipo internacional de científicos del Observatorio LIGO (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory) que logró realizar la primera detección de ondas gravitacionales, lo que permitirá una nueva forma de estudiar el universo.

La reducción del presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva para el ejercicio 2017 llevó a que 489 becarios recomendados, es decir con dictamen favorable para ingresar a la carrera de investigador, quedaran afuera. Esto motivó protestas y la toma del Ministerio (ver recuadro).

La física, que estudió en la Universidad Nacional de Córdoba, considera que la investigación es esencial para el desarrollo intelectual y tecnológico de un país. “La historia moderna ha comprobado que los países que progresan tanto en lo económico como en lo social son los que tienen adelantos tecnológicos y científicos”. Es por ello que “tanto la ciencia como la educación son actividades muy importantes para un país que dan frutos a largo plazo, por lo que las políticas tienen que ser consistentes y si se cambian debe ser en forma gradual”, aseguró.

Si bien la carrera de investigador puede implicar de por sí  la necesidad de emigrar para estudiar o trabajar en algún proyecto, González sostiene que en el país deben existir oportunidades y empleos. “Las dos cosas son necesarias: irse y poder volver”.

Premio. Nature incluyó a la física cordobesa entre los diez científicos del año por coordinar a un grupo de más de mil dedicados a confirmar la detección por primera vez de ondas gravitacionales pensadas por Albert Einstein cien años atrás. González se mostró feliz por este reconocimiento, aunque consideró que lo recibió como representante de todo el equipo.

Las ondas gravitacionales son una deformación del espacio-tiempo que la teoría de Einstein predijo y según la cual las masas deforman el espacio-tiempo, y esa deformación hace que se muevan tal como lo hacen. Se espera que el hallazgo abra las puertas de una revolución en la astronomía ya que “inaugura una nueva manera de poder entender e investigar el universo con otro tipo de señales”, tal como lo define González.

Mientras, la cordobesa espera mejorar la sensibilidad de los detectores, obtener más datos y poder hacer un censo de agujeros negros, saber cuán grandes son, dónde están y cuán rápido giran, o poder ver el nacimiento de uno de ellos. La señales que detectaron por primera vez fueron muy lejanas de dos grandes agujeros negros que chocaron para formar uno, pero también hay fenómenos en nuestra galaxia que pueden producir ondas gravitacionales que los físicos ansían ver. “También me entusiasma la idea de detectar la señal de algo desconocido”, concluyó.


El experimento LIGO, el avance del año

Los redactores y editores de la revista Science eligieron la detección de las ondas gravitacionales como el descubrimiento del año. El hallazgo comprobó la predicción realizada por el físico Albert Einstein cien años atrás, aunque “ése es un efecto casi secundario”, describe la cordobesa Gabriela González, líder de la Colaboración Científica del Observatorio LIGO que realizó la detección, ya que los científicos ven el nacimiento de una nueva astronomía, un campo nuevo para estudiar el universo.

Otro de los descubrimientos del año destacado por Science  es el hallazgo del planeta Próxima B ubicado fuera del sistema solar a 4,2 años luz de distancia de la Tierra y que orbita la estrella Próxima Centauro. “Se trata del exoplaneta templado de tipo terrestre y con posibilidad de ser habitable más cercano que tenemos”, afirmó Pedro Amado, coordinador de equipo español del Instituto de Astrofísica de Andalucía que participó de la investigación internacional. Además, la revista destaca los avances en inteligencia artificial, los experimentos realizados en ratones para frenar el envejecimiento y el diseño de proteínas en el laboratorio .