CIENCIA SE RETRASO POR UNA FUGA

Histórica caminata espacial de dos astronautas de la NASA

Peggy Whitson y Jack Fischer protagonizaron la salida número 200 al espacio para realizar tareas de mantenimiento a la EEI.

Debut. Los comentarios de Jack Fischer, de 43 años, fueron transmitidos en vivo por el canal de la NASA.
Debut. Los comentarios de Jack Fischer, de 43 años, fueron transmitidos en vivo por el canal de la NASA. Foto:Gza Nasa
¿Cómo es flotar en el vacío del espacio? “Una descomunal olla de fondue, burbujeando con una asombrosa salsa muy caliente”, dijo el astronauta estadounidense Jack Fischer tras emprender ayer su primera caminata en el espacio fuera de la Estación Espacial Internacional. Los comentarios de Fischer, de 43 años, fueron transmitidos en vivo por el canal de televisión de la NASA mientras él y su colega y compatriota Peggy Whitson, de 57 años, comenzaban la caminata espacial número 200.

La salida comenzó a las 13:08, unas dos horas más tarde del horario previsto en un principio, de acuerdo con la NASA. Su retraso se debió a una fuga de agua en el equipo que provee energía a los trajes espaciales. La falla había afectado al equipo de mantenimiento y refrigeración (SCU), que suministra energía y oxígeno a los trajes espaciales que usan la veterana astronauta Whitson y su  colega Fischer.  

El problema involucró “una pequeña fuga de agua en el punto de conexión del servicio de mantenimiento y refrigeración umbilical cuando se conectó al traje espacial de Jack Fischer en la sección de bloqueo del equipo de la cámara de aire”, dijo el comentarista de la NASA Rob Navias. 

Las caminatas espaciales suelen durar unas seis horas y media, pero la de ayer fue “abreviada” debido al retraso, por lo que duró cuatro horas con 13 minutos, informó Navias. Los astronautas pudieron culminar la mayor parte del trabajo previsto para la jornada, con la excepción de un par de tareas menores.

El arreglo principal consistió en reemplazar un equipo llamado Express Carrier Avionics, o ExPCA. La caja pesa 91 kilogramos en la Tierra, y permite enviar datos y comandos para experimentos dentro de la estación espacial. Esta caminata espacial es la novena en la carrera de Whitson, quien mantiene el récord de las realizadas por una mujer. En cambio, se trata de la primera salida para Fischer.

Su entusiasmo por la belleza de la Tierra que se veía allá abajo fue evidente durante toda la salida espacial. “¡Oh, ésas son las Bahamas!”, exclamó. “Esas son mis favoritas, son tan azules”, agregó el astronauta debutante. Cuando concluyó la salida, Whitson dijo que había sido “increíble” completar la caminata 200 en la estación. “Es un enorme honor trabajar con todos ustedes”, afirmó.

AFP