CIENCIA CAMBIO CLIMATICO

La decisión de Trump haría subir la temperatura global 0,3 ºC

Naciones Unidas calculó que el retiro de EE.UU. del Acuerdo de Paris podría agravar el calentamiento y provocar más lluvias extremas e inundaciones.

La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de que su país abandone el Acuerdo de París tendrá efectos en el calentamiento global y, de acuerdo con Naciones Unidas, podría llevar a un aumento de la temperatura del planeta de 0,3° en el siglo XXI.

Aunque aún es apresurado hacer estimaciones sobre el impacto de la medida en la temperatura del planeta, el jefe del Departamento de Medio Ambiente y de Investigación Atmosférica de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Deon Terblanche, informó ayer en Ginebra que “en el peor de los escenarios, podría ser del orden de 0,3 grados Celsius”. Aunque para que ello suceda, el país en su conjunto no debería aplicar ninguna medida a favor de la reducción de gases de efecto invernadero.

A nivel mundial y detrás de China, el país del norte es el segundo emisor. “Estados Unidos emite alrededor del 17% y tenía que reducir un 25% respecto de 2005, 10% ya lo redujo, así que le queda un 15% de ese 17%, es una fracción importante del 3 o 4% de las emisiones en total”, explicó Vicente Barros, investigador del Conicet. “El Acuerdo de París ya de por sí no era una maravilla porque se basa en compromisos voluntarios, cada país propone su meta, no hubo una metodología para definir lo que le corresponde a cada uno”, aseguró el autor de La Argentina y el cambio climático. De la física a la política, libro que realizó en conjunto con Inés Camilloni, del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (UBA).

Según los cálculos de la Secretaría de Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático las reducciones propuestas, incluso con Estados Unidos, implicaban que el aumento de la temperatura global con respecto al período preindustrial fuera de 2,7°, número que supera los 2° de aumento  tomados como límite para evitar efectos negativos más grandes del cambio climático.

“Hay quienes creen que 2,7° es una visión muy optimista. Mis cálculos daban 3° y hay artículos en la literatura científica que mencionan un calentamiento global de hasta 3,5°, con lo que ya estaba ofrecido en el Acuerdo de París”, agregó Barros.
Con el retiro de Estados Unidos del acuerdo y de sus aportes para el Fondo Verde para el Clima,  Barros advierte que se “complicará el flujo de capitales a los países en desarrollo destinados a reducir las emisiones. Estamos en un problema muy serio. El daño es muy grande”.

Futuro. Desde Estados Unidos, el director adjunto del Instituto Cooperativo para el Clima y los Satélites de la Universidad de Maryland, el argentino Hugo Berbery señaló que “es lamentable que se haya tomado una decisión así pero también es cierto que en los Estados Unidos existen mecanismos de funcionamiento y control que no se pueden cambiar de un día para el otro”. Berbery da el ejemplo de estados que “tienen estrictas leyes para proteger el ambiente y esas leyes estatales no cambiarán. California también está proponiendo medidas alternativas que reducirían el impacto de la salida del Pacto de París”.

Por su parte, el investigador del Conicet para la Universidad Tecnológica Nacional, Pablo Canziani, advirtió también por la eliminación de los fondos para la investigación sobre el clima de ese país.

Canziani aclara que para saber “si EE.UU. no ejerce un control sobre lo que emite, no reduce emisiones y pueda llevarnos a un cambio climático catastrófico, hay que ver cómo evoluciona la situación interna”. Además agrega que en  varios estados creció el uso de energías renovables para la producción eléctrica y “económicamente no tiene mucho sentido volver a la generación con carbón”.

Para Canziani otra política de Trump a considerar es la eliminación en el presupuesto nacional de funciones que realizaba la NASA en los sistemas de observación satelital de la Tierra y la reducción de los fondos de los satélites meteorológicos. “Eso obligará a que otros países deban reemplazar esos satélites en un corto plazo porque si no, vamos a  perder información crucial del clima y del estado del tiempo con los impactos que eso tiene en la sociedad, en el ambiente y en la economía”, concluyó.

Menos fondos
“Es triste que un líder mundial tenga una mirada tan antigua sobre el planeta y el desarrollo, las consecuencias son negativas”, afirma Gabriel Blanco, quien ha colaborado con las delegaciones argentinas en las cumbres del clima. Sin embargo, considera que “hay países que se embarcaron en tecnologías de energías renovables y no creo que se frenen por lo que dijo Trump. Ya hay una inercia en una dirección que es difícil de detener”. Aunque se estima que la decisión del presidente estadounidense de retirar a su país del Acuerdo no generará un efecto contagio y los principales países han confirmado su compromiso, uno de los efectos inmediatos será en el Fondo Verde para el Clima, destinado a que los países emergentes puedan desarrollar energías alternativas. “EE.UU. era uno de los donantes a ese fondo y Trump cerró esa puerta por lo que habrá alrededor de un 10% menos de dinero”, detalló.