CIENCIA GARANTIZAN QUE ES PARA USO CIVIL


La “polémica” base china estará lista en marzo


Foto:Cedoc Perfil
Avanza la construcción en Bajada del Agrio, Neuquén de una estación terrena de apoyo (denominada “Deep Space 3”) para el monitoreo y control de las misiones chinas de exploración interplanetaria. En marzo de 2017 podría ser inaugurada la obra que prevé la construcción de una antena de 35 metros de diámetro por parte del organismo China Launch and Tracking Control General (CLTC).
Tras la polémica por el posible uso militar de la base y las denuncias sobre la existencia de cláusulas secretas en el acuerdo entre ambos países, desde la Conae defendieron el proyecto de cooperación que hay con el país asiático.
“El acuerdo suscripto con China es similar al realizado con la Agencia Espacial Europea (ESA), por el cual se instaló  en 2012 en Malargüe, Mendoza, una estación de apoyo a misiones de Exploración del Espacio Profundo (Deep Space). Nosotros al día de hoy no entendemos de dónde salió esa idea de que se habían firmado cosas que no eran públicas”, explicó Conrado Varotto, director de la Conae.  
Por su parte, Félix Menicocci, secretario general de la Conae, detalló que en 2010 recibieron un pedido de China para su proyecto de exploración de la Luna y de Marte que requería contar con una estación ubicada en América del Sur, en la zona entre los paralelos 20° y 40°. “Se buscaron distintos escenarios, competimos con Chile y se eligió Neuquén. Es un proyecto totalmente civil de exploración del espacio. Es una sesión de tierras fiscales de la provincia en comodato a la Conae para que albergue el proyecto de apoyo a las misiones chinas a la Luna y Marte. Son acuerdos públicos, nosotros obtenemos el beneficio de acceder a 10% de tiempo de uso de la antena para el desarrollo de proyectos de investigación científica nacional”, defendió Menicocci.
El temor de un posible uso militar de la base se debe a que el CLTC, depende del Ejército Popular chino. “En China todos los desarrollos científicos tecnologicos están dentro de un conglomerado que es para la defensa. También pasa con otros países de la región, como Perú o Ecuador, donde las agencias espaciales dependen del Ministerio de Defensa. Eso no quiere decir que se vaya a desarrollar un proyecto militar. En el caso de China, el convenio está bajo el amparo del acuerdo ante las Naciones Unidas de exploración pacífica del espacio. Tenemos la plenas garantías del uso civil y una carta de comprimiso de la CLTC, de que la estación no se va a utilizar para ningún tema militar y que tampoco habrá personal militar en la base”.
¿Por qué el interés por la Argentina? “Principalmente por su ubicación geográfica. Pero también porque tenemos una agencia espacial reconocida, ellos ven una contraparte ideal para que apoyen el programa de exploración espacial”.

Redacción de Perfil.com