CIENCIA INTEGRACIÓN LATINOAMÉRICANA

Lanzan la primera Red Latinoamericana de Conducta Humana y Políticas Públicas

Su principal objetivo será asesorar a los gobiernos a través de la aplicación de las ciencias del comportamiento.

El neurólogo Facundo Manes, presidente de la Fundación INECO.
El neurólogo Facundo Manes, presidente de la Fundación INECO. Foto:Cedoc

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación INECO se unieron para dar vida a la primera Red Latinoamericana de Conducta Humana y Políticas Públicas. Se trata de un grupo multidisciplinario de expertos que asesorará a los gobiernos de la región, con el principal objetivo de alcanzar impacto social a través de políticas que conlleven una comprensión más realista de la conducta humana.

El éxito del Behavioural Insights Team (BIT) en Reino Unido ha inspirado a que un mayor número de países muestren interés en el uso de los principios de las ciencias de la conducta para diseñar programas y políticas públicas que resulten eficaces. Estados Unidos, los Países Bajos, Dinamarca, Australia y Singapur ya tienen su BIT.

“A través de la combinación de los descubrimientos de las neurociencias y las ciencias del comportamiento en el diseño y la implementación de mejores políticas públicas se puede lograr que las mismas sean más efectivas en los propósitos que persiguen”, manifestó el neurólogo Facundo Manes, presidente de la Fundación INECO.

En este sentido, "se puede mejorar la eficiencia energética, bajar las tasas de abandono escolar y aumentar el rendimiento, reducir el desempleo, o que la gente coma menos comida chatarra entre otras conductas preventivas en materia de salud, y al mismo tiempo aumentar la productividad y ahorrar recursos", señaló.

Para Agustín Ibáñez, director del INCYT (Ineco-Favaloro-CONICET y miembro del proyecto BID Behavioural Insight group for social protection and health policies: A life span approach), “el objetivo general es aplicar las ciencias del comportamiento a las problemáticas sociales y de salud en la niñez y la vejez para mejorar el impacto de las políticas en estas poblaciones”.

El experto aseguró que se han definido tres proyectos concretos: “la construcción de una institución regional pionera y aplicada al desarrollo social y de salud, la concreción de un programa de intervención para medir y mejorar la cognición y el lenguaje en niños en condiciones vulnerables, y llevar a cabo una plataforma clínica y de investigación para el envejecimiento patológico”.

Más de 130 especialistas en el campo de las ciencias del comportamiento, economistas, psicólogos, sociólogos, educadores representantes de agencias no gubernamentales y también de servicios públicos y ministerios de varios países de la región estuvieron presentes en el lanzamiento que tuvo lugar en la sala auditorio del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del BID.