CIENCIA MENSAJERIA INSTANTANEA

Los cuatro chats gratuitos que buscan destronar a WhatsApp

Luego de que la empresa anunciara que comenzará a cobrar una cuota anual, las alternativas al servicio intentan ganar lugar.

PERFIL COMPLETO

El popular servicio de mensajería instantánea WhatsApp, uno de los preferidos de los argentinos, comenzó a hacer efectivo el cobro de su servicio de US$ 0,99 anuales. La medida sorprendió a más de un usuario, ya que se consideraba que el mensajero instantáneo era gratuito. Lo cierto es que en sus condiciones de uso, la compañía –que ya cuenta con más de 300 millones de usuarios en todo el mundo– siempre avisó que luego de un año de prueba gratuito se comenzaría a cobrar, para soportar su modelo de negocio de no vender publicidad.

Es que hasta ahora había dado prórrogas cuando se cumplía el año, pero la nueva estrategia busca nivelar las condiciones para todas las plataformas donde funciona, incluida iOS de iPhone que antes sólo requería un pago único de un dólar. Aunque muchos usuarios argentinos aún no fueron notificados, de manera gradual comenzará a llegar el “aviso de cobro”. Se puede efectuar con tarjeta de crédito “in app” (dentro de la aplicación) como un agregado. En Argentina aún no es una modalidad muy arraigada la de pagar por aplicaciones, sino que suelen ser las operadoras las que aplican costos por los servicios extra, pero WhatsApp no se puede pagar a través de la operadora telefónica.

Alternativas. Aunque el pago de WhatsApp es ínfimo, hay muchas alternativas para quienes quieran probar otros servicios. Todos ellos disponibles para iPhone, Android y Backberry y, al menos hasta ahora, totalmente gratuitos. Uno de los servicios que más crece es el japonés LINE, que ofrece una interfaz limpia y ágil y permite no sólo el envío de mensajes sin cargo, sino que se pueden realizar llamadas de voz, también sin costo. Como WhatsApp, incluye gran colección de emoticones. La aplicación cuenta además con versiones para los escritorios Windows y Mac OS X. Tiene servicio en más de 230 países y suma 100 millones de usuarios, muchos provenientes del continente asiático.
También hay una alternativa nacional que busca hacer lugar entre las aplicaciones internacionales. Okeyko funciona de manera similar a WhatsApp, pero tiene una versión para Java, por lo que se pueden enviar mensajes gratis también desde celulares económicos de baja gama. Otro que entra en el juego es el popular servicio Skype, más conocido por permitir realizar videollamadas de manera gratuita por internet. Pero ahora Microsoft, que la adquirió hace dos años, planea cerrar su servicio de mensajería (Windows Live Messenger) y pasar a todos sus usuarios al servicio de Skype. Se puede utilizar también para los escritorios de Windows, Mac y Linux. Al unirse con el Messenger tendrá 400 millones de usuarios.

Por su parte, los fabricantes de teléfonos cuentan con sus propias propuestas, con BlackBerry Messenger como uno de los principales exponentes, una característica que luego sumaron Apple y Samsung con sus servicios iMessage y ChatON, respectivamente. No faltan alternativas gratis o de muy bajo costo para responder a las necesidades de comunicación de los usuarios móviles. Sólo hay que elegir la preferida.



Martina Rua