CIENCIA JANE GOODALL, PRIMATOLOGA Y AMBIENTALISTA

“Los políticos deben reconocer que estamos en peligro si no reducimos el calentamiento global”

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La ambientalista y primatóloga especialista en chimpancés, Jane Goodall, de 81 años, alguna vez fue una niña inglesa fanática de Tarzán que soñaba con ir a Africa. Hizo lo posible para que su sueño se cumpliera y en el Parque Nacional de Gombe, de Tanzania, pasó días observando a los chimpancés hasta demostrar lo que la ciencia negaba: que  los humanos no eran los únicos seres capaces de fabricar y usar herramientas.
Se cumplen 55 años del inicio de sus investigaciones y Goodall continúa recorriendo el mundo con un nuevo sueño: que cada persona pueda actuar a favor de un planeta más justo, sostenible y respetuoso con los otros seres vivos. Antes de llegar a Buenos Aires, donde cerrará la gira latinoamericana con una agenda plena de actividades, y de viajar a París para participar en la Conferencia de Naciones Unidas por el Cambio Climático (COP21) a partir del 30 de noviembre, Goodall habló con PERFIL.

—¿Qué espera que resulte de la Cumbre de Cambio Climático?  
—Espero que los países industrializados se pongan de acuerdo en reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y en dedicar un porcentaje mucho mayor del presupuesto para el desarrollo de energía limpia y verde.  Anhelo que los países ricos ayuden a los países pobres a que se desarrollen sin depender de los combustibles fósiles. Espero, también, que los países acuerden la protección de los bosques a nivel mundial y la restauración de la salud de los océanos, ya que éstos son los dos grandes ecosistemas responsables de absorber y tomar el dióxido de carbono de la atmósfera.

—¿Cuál es su mensaje para los líderes políticos de los países participantes?
—Insto a todos los líderes políticos a reconocer plenamente el gran peligro en el que todos estamos si no controlamos y finalmente reducimos el calentamiento global. Y a comprender que la continuidad del escenario, tal como está, pondrá en peligro las futuras generaciones y toda la vida en la Tierra, incluidos nosotros mismos.

—¿Cómo afecta el cambio climático a las especies por las que ha trabajado?
—Ha causado sequías que están poniendo en peligro muchos bosques donde los chimpancés y otros primates viven y alteró el patrón de aparición de frutas y otros alimentos que comen según la estación.

—¿Cuál es su opinión respecto de los zoológicos?
—Hay algunos zoológicos que ofrecen muy buenas condiciones ambientales para los animales, tanto físicas como sociales. Los primates y otros animales muy inteligentes necesitan una variedad de complementos, cosas que los mantengan ocupados. El aburrimiento es una consecuencia terrible del cautiverio para muchas especies. Algunas nunca deben estar en los zoológicos, a menos que las condiciones sean como las de un parque para hacer safari. No pueden estar en un zoológico de ciudad los elefantes ni los lobos. Los delfines y las ballenas nunca deben estar en cautiverio.

—¿Qué opina sobre el proyecto para reconocer los derechos de las “personas no humanas” con el fin de proteger a los animales?  
—Cualquier cosa que lleve a las personas a tratar a los animales con el respeto que se merecen es importante. Pero si bien casi todos los países han firmado la Declaración de Derechos Humanos, todos los días, en todas partes y con frecuencia, hay violaciones impactantes. Por lo que dedico mis energías a ayudar a la gente a entender la verdadera naturaleza de los animales,  que sienten dolor, que tienen emociones como la felicidad y la tristeza y que pueden deprimirse. Quiero que la gente tenga un sentido de respeto a los animales, un sentido de responsabilidad.



Cecilia Farré