CIENCIA TAMAGOTCHI RELOADED

Mascotas virtuales reviven en apps para celulares y tablets

PERFIL COMPLETO

“Quiero dormir, ¿me apagás la luz?”. “Tengo hambre, ¿me das de comer?”. Como un niño pequeño, las mascotas ­–aunque no hablen– también necesitan cuidado y atención constante. Y las virtuales no son la excepción, aunque sólo habiten en las pantallas de celulares, tabletas o computadoras. Se trata de los sucesores de los viejos Tamagotchi que llegaron a la Argentina en pequeños dispositivos y hasta en forma de llaveros allá por los 90 y que fueron un verdadero boom comercial con más de 40 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

Ahora, gracias a la tecnología, las mascotas electrónicas vuelven a vivir. Gatos, perros, pajaritos, loros, jirafas y otros seres amorfos se pasean por los dispositivos móviles, reclamando la atención de sus dueños a cada rato para mantenerse saludables y vivas. A través de notificaciones o ruidos, avisan cuándo sus niveles de felicidad, hambre y disciplina decaen. Son las nuevas aplicaciones que hacen furor en las tiendas virtuales de iPhone y Android.

Outfit7 es una de las empresas más reconocidas, ya que es la creadora de My talking Tom, el gato más famoso de esta camada de personajes virtuales. En el primer mes tras su salida en 2013, registró 27 millones de descargas en todo el mundo. No es el único, por supuesto. Otras empresas desarrollaron varios tipos de mascotas para que los más pequeños sean capaces de cuidarlas. En Littlest Pet Shop o Pet ShopStory, hay una gran cantidad de animalitos para elegir, desde perros hasta ositos. Cuidar un dragón desde que está en el huevo parece algo sofisticado, pero no lo es más que cuidar a peces o tiburones en una pecera que no tiene agua, sino pixeles.

Entre los seres sin una forma definida está Pou, una de las mascotas más descargadas de Google Play. Una especie de simpático huevo marrón con ojos, al que hay que mantener contento y cumplir sus necesidades de alimentación, higiene y descanso.  El juego es gratis, pero hay que pagar si se quiere mejorar al personaje con ropa o accesorios.

Y para los nostálgicos, los antiguos Tamagotchis, los originales, resucitan ahora en las pantallas de los dispositivos móviles. En Google Play es posible descargarlos para disfrutarlos a todo color, coleccionar fondos de pantalla y después compartirlos en Facebook. Además, la empresa japonesa Bandai sacó una nueva versión que estará disponible en la Argentina en junio. El nuevo dispositivo llamado Tamagotchi and Friends tiene la misma forma que el original pero se conecta en forma inalámbrica con otros Tamagotchis, lo que permite a sus propietarios comunicarse por chat y jugar en línea. Y si el dueño se descuida, ya no se muere sino que le envía al dueño una carta de despedida.

“En los 90, Tamagotchi allanó el camino para la era digital en los juguetes, por lo que estamos muy contentos de estar dando al popular juguete clásico una actualización moderna”, dijo Darrell Jones, ejecutivo de Bandai.



Miguel Distéfano