CIENCIA FRACASO PARA EUROPA Y RUSIA

Misión ‘ExoMars’: confirman que la nave se estrelló en Marte

El módulo Schiaparelli falló y cayó sin paracaídas ni cohetes a 300 kilómetros por hora desde una altura de 2 mil metros.

Prueba. Imagen de la marca dejada por el impacto de la nave.
Prueba. Imagen de la marca dejada por el impacto de la nave. Foto:AFP
El módulo de aterrizaje Schiaparelli se estrelló el miércoles pasado contra la superficie de Marte a una velocidad superior a los 300 kilómetros por hora y probablemente explotó en el impacto, admitió ayer la Agencia Espacial Europea (ESA). Schiaparelli “llegó a una velocidad mucho más rápida de la prevista a la superficie de Marte”, explicó Thierry Blancquaert,  responsable del módulo de aterrizaje, tras analizar una fotografía tomada por la sonda norteamericana MRO que puso fin a una incertidumbre de dos días sobre la suerte del módulo espacial europeo.

Comparada con una fotografía tomada en mayo pasado, la imagen suministrada por esa sonda que orbita en torno al planeta rojo muestra dos elementos nuevos en la superficie. Uno de los elementos es brillante y la ESA lo asocia con el paracaídas de 12 metros de diámetro usado en la fase final de aterrizaje de Schiaparelli y expulsado por el módulo del tamaño de una piscina inflable.

El otro elemento es una mancha oscura de unos 15 metros por cuarenta, a cerca de un kilómetro de distancia del paracaídas, lo cual se interpreta como la marca dejada por el impacto del módulo a una velocidad muy superior a la prevista, luego de que los retrocohetes que supuestamente debían amortiguar su caída se apagasen prematuramente, indicó la ESA.
Se estima que el módulo cayó de una altitud de entre dos y cuatro kilómetros, a una velocidad superior a 300 km/h. Es posible que el módulo, con sus tanques de combustible aún llenos, haya explotado a raíz del impacto, indicó la ESA.

Meta. La misión ExoMars es un proyecto conjunto de la ESA y la agencia espacial rusa, Roscosmos, para buscar vida en Marte. El módulo Schiaparelli debía probar algunas de las tecnologías de aterrizaje que se usarán para enviar un vehículo de exploración móvil al planeta rojo en 2020.

La Schiaparelli falló el miércoles un minuto antes del aterrizaje y desde entonces la ESA perdió el contacto con ella. Tal como  resaltó la agencia, aunque se haya perdido a Schiaparelli la misión tuvo éxito al poner en órbita a la nave Trace Gas Orbiter, que analizará el posible origen biológico del metano de Marte.

Esta es ya la segunda misión europea que no consigue aterrizar en Marte, un planeta en el que la mitad de todas las misiones espaciales fracasaron. La fina atmósfera marciana plantea un enorme reto para que cualquier nave logre frenar lo suficiente como para no acabar hecha pedazos. Por ahora sólo EE. UU. consiguió realizarlo con éxito. En 1996, el módulo Mars Pathfinder fue el primero en depositar en suelo marciano un pequeño robot móvil de exploración, el Sojourner.

AFP