CIENCIA

No hay consumo ajeno a los riesgos

PERFIL COMPLETO

La cuestión del cannabis medicinal tiene aspectos contradictorios. Por un lado, uno no podría oponerse al recurso terapéutico franco si se demostrara que se trata de eso. Y si se probara que no hay alternativa alguna. Yo no me opondría a que una persona con cáncer fume marihuana si es que lo alivia más que otras alternativas. Pero, por otro lado, se cuelan quienes proponen el “derecho” a consumir drogas y crean una situación engañosa.
Los experimentos de laboratorio prueban que la marihuana distorsiona la percepción de la realidad. En pruebas a oscuras en que se solicita la estimación de la distancia entre dos puntos se mide un error de hasta el 15%. ¿Se imaginan estar manejando con ese error como acompañante? Es viajar en sociedad con el riesgo.
El problema que crean las drogas cabalga sobre la ignorancia de los riesgos del consumo abusivo y de cualquier consumo, aunque parezca no abusivo. Durante algún tiempo nos vendieron desde el Ministerio de Salud y desde algunos sectores de la toxicología la idea del consumo recreativo de drogas. El consumo recreativo de drogas no existe porque no hay consumo ajeno a los riesgos. Y la ignorancia de los riesgos resulta grave.
En las villas los chicos comienzan a fumar paco a edades cada vez más precoces. El alcohol se instala desde los comienzos de la adolescencia. ¿Necesitamos aun mayor tolerancia del abuso o debemos reflexionar y combatir esta situación? La respuesta está en el aire.

 

*Médico psiquiatra.
Ex secretario de la Sedronar.



Wilbur Ricardo Grimson