CIENCIA CARGADORES MOVILES

Nuevos lockers permiten recargar la batería del celular fuera de casa

El servicio es gratuito y seguro y ya está disponible en clubes y universidades. Funciona como los casilleros del supermercado.

PERFIL COMPLETO

A partir de un percance personal que le costó recursar una materia, Bruno De Rosa creó un equipo para cargar celulares y tablets en cualquier lugar y de forma gratuita y segura. Se trata de un conjunto de lockers que a simple vista pasan inadvertidos pero que en su interior contienen las distintas fichas para cargar dispositivos electrónicos. “El día anterior a un parcial, fui a buscar los apuntes a la casa de un compañero. El me iba a mandar la dirección exacta por mensaje de texto. Pero al bajar del colectivo, me quedé sin batería en el teléfono. No encontré dónde cargarlo y, obviamente, nunca llegué a retirar los resúmenes”, recordó Bruno, quien se juró que aquel imprevisto no le volvería a ocurrir. Así fue como surgió la idea de crear “cargadores móviles” que eviten este tipo de inconvenientes.

De a poco, los lockers que Bruno tenía en su mente tomaron forma y comenzaron a verse en diversos lugares, como la Universidad Torcuato Di Tella, la UCES, la Universidad Austral y el gimnasio Sport Club del Unicenter. También fueron contratados para eventos puntuales, como Tecnópolis. “Nuestra intención ahora es estar en lugares semipúblicos, como shoppings, cafeterías, restaurantes y festivales de música”, se aventuró Juan Di Tomaso, cofundador de la compañía Quick Energy, que fabrica el producto y ganó el premio Desarrollo Emprendedor, que entrega el Gobierno de la Ciudad.

El funcionamiento es sencillo: cada locker indica con una etiqueta qué fichas de celulares contiene. El usuario abrirá el que le corresponda, enchufará el aparato y colocará una moneda de un peso. Al igual que en los casilleros que están en los supermercados para dejar carteras y otras pertenencias, debe cerrar la puerta y sacar la llave. Al rato, podrá retirar el teléfono con la batería completa y, cómo no, la moneda. Según Bruno, el sistema es seguro (la llave permanece en poder del dueño del teléfono) y cómodo (no requiere de estar al lado del equipo), y además permite que la empresa que lo adquiera les brinde a sus clientes un servicio adicional. A corto plazo, lanzarán una aplicación para celulares con el objeto de localizar el Quick Energy más cercano al lugar donde uno se encuentre.



Jennifer Cohn