CIENCIA DEBATE POR EL USO DE LA TECNOLOGIA EN LA ESCUELA


Pokémon se metió en las aulas porteñas y ya hubo sanciones para los estudiantes

El juego se lanzó esta semana en la Argentina y los fanáticos coparon las calles para “cazar” criaturas. Las autoridades dicen que la app puede ser un recurso pedagógico pero deben existir reglas de uso.

furor. En el Obelisco, en Plaza de Mayo y hasta en las escuelas, miles de jovenes se lanzaron a atrapar pokemones. El éxito del juego hizo que el Gobierno saliera a emitir recomendaciones para evitar accidentes.
furor. En el Obelisco, en Plaza de Mayo y hasta en las escuelas, miles de jovenes se lanzaron a atrapar pokemones. El éxito del juego hizo que el Gobierno saliera a emitir recomendaciones para evitar accidentes.
Foto:Fotomontaje F.I.
Tal como se preveía, los primeros días del Pokémon Go en Argentina fueron explosivos: fue el juego más descargado en las tiendas Google Play Store y Apple Store, la web oficial en Argentina se metió en el top mil de las páginas más visitadas del día y en Twitter sumaron más 17 mil seguidores. El entusiasmo fue enorme porque los pequeños monstruitos aparecieron por todos lados. No sólo en plazas, patios y calles sino que también hicieron furor en las escuelas y hasta generaron sanciones, como el caso de un alumno de la Escuela Técnica Nº 11, del barrio porteño de San Cristóbal, que decidió salir a “cazar” pokemones durante el horario de clase.
La noticia causó revuelo y abrió el debate: ¿hay que prohibir Pokémon Go en las escuelas? “Nosotros estamos a favor del uso responsable de la tecnología y estamos convencidos de que, si estamos formando a los jóvenes del futuro, tenemos que acompañar los adelantos tecnológicos con fines pedagógicos. Por eso, en primer término, no vamos a prohibir la utilización del celular”, le dijo a PERFIL María Soledad Acuña, ministra de Educación porteña.
Sin embargo, también remarcó que tienen que existir reglas de uso del celular y sistemas de convivencia dentro de la escuela. “En eso acompañamos a las autoridades y a los docentes, ya que no hay en cada colegio un régimen disciplinario sancionatorio con amonestaciones, tal como existía en el pasado. Pero sí tenemos apercibimientos y límites a la conducta, que se imponen para respetar los tiempos de aprendizaje”, explicó la ministra. Además, propuso usos pedagógicos muy concretos: “En el caso de esta aplicación, se podría usar, por ejemplo, para recorrer el Cabildo y enlazarlo con la historia de nuestro país”.
Acuña no es la única que sostiene esta postura educativa. “Claramente es posible usarlo como herramienta de aprendizaje”, le dijo a PERFIL Sebastián Bortnik, presidente de Argentina Cibersegura, una ONG enfocada en la educación de niños, adolescentes y adultos en temas de seguridad informática. Y sumó: “Hablando con gente del ámbito educativo, ayer pensábamos: ¿por qué en las escuelas no se podría dedicar una hora de clase a cazar pokemones? Y de paso aprovechar para reflexionar con los docentes sobre la importancia de mirar más allá de las pantallas, de cuidarnos al cruzar, de los problemas de tránsito, etc. En otras palabras, aprovechar esta herramienta para acercarnos a los chicos, en lugar de alejarnos”.
También Andy Freire, ministro de Modernización de CABA, reflexionó sobre la oportunidad que genera el Pokémon Go. “Es un ejemplo de cómo se puede utilizar la tecnología como una herramienta para enseñar e instruir. Justamente, la aplicación está siendo usada en distintos lugares del mundo como un medio para que la población residente viva la experiencia de ser turista en su propia ciudad.”

Consejos de la Fiscalía
La Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia difundió ayer un listado de recomendaciones para jugar a Pokémon GO en forma segura. En primer lugar, aconsejó prestar atención al entorno: “Jugar en la vía pública con total concentración en la pantalla del teléfono puede generar que desatiendas lo que sucede alrededor. Evitá accidentes al caminar o cruzar la calle y circulá con atención cuando estás en espacios de alta concentración de personas”. Además, advirtió: no usar la app al manejar, jugar sólo en lugares públicos y no entrar en propiedades privadas, porque es un delito. Por último, recomendó cuidar la información personal, ya que el videojuego habilita el sistema de GPS del smartphone. Y el acceso a revelar muchos datos personales.