CIENCIA TENDENCIA CLIMATICA

Por el fenómeno El Niño, la primavera será lluviosa

Por Cecilia Farré

Las precipitaciones serán mayores a la media y podría caer granizo. CABA ya superó su promedio anual con 1.290 mm de agua caída.

Meteorólogos y especialistas en ciencias de la atmósfera se reunieron para hacer la previsión climática trimestral por consenso y pronosticaron una primavera húmeda en casi todo el este del país, donde las lluvias serán más frecuentes que lo habitual. Así, en septiembre, octubre y noviembre se prevé que las precipitaciones sean superiores a la normal en el noreste del país y de normal a superior en el litoral, Formosa, Chaco, este de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y noreste de la Patagonia.

“El aumento de la precipitación en la región ubicada más al noreste del país se debe en parte al fenómeno El Niño que estará afectando la zona y la configuración del campo de hielo en la Antártida”, explicó Sandra Barreira, del Departamento de Meteorología del Servicio de Hidrografía Naval. “Los centros climáticos indican 65% de probabilidad de que pueda haber fenómeno El Niño, pero el pico se dará más en el verano. Por ahora, siguen las temperaturas en el Pacífico central por encima de la media, pero no tanto como se había dado en junio y julio”, agregó.

El fenómeno El Niño está vinculado con un aumento de la temperatura del océano Pacífico tropical y, aunque en estos últimos años se mantuvo neutral, es probable que ya esté influyendo en la región y en el país con el aumento de las precipitaciones, aunque sus características se notarán más en verano. “Será un Niño débil y no se descarta que estas lluvias se deban a su influencia. Hay un acoplamiento de la atmósfera al calentamiento del Pacífico. Se observa un patrón que puede estar vinculado con El Niño”, detalló José Luis Stella del Departamento de Climatología del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

De acuerdo con las observaciones de Barreira, la configuración del campo de hielo antártico “está permitiendo la entrada de frentes que chocan con el aire caliente que sigue proporcionando el anticiclón semipermanente del Atlántico Sur, lo que nos da el aire muy caliente antes de las tormentas”. “Esto hace que choquen dos masas de aire con mucha diferencia de temperatura, lo que nos da estas tormentas tan violentas”, informó la especialista en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos.

Estos factores, entre otros, hicieron que las lluvias en la Ciudad de Buenos Aires en lo que va del año ya hayan superado el promedio anual de 1.145 milímetros, con 1.290 milímetros de agua caída. “Los próximos meses de por sí son lluviosos. No se descartan inundaciones ni granizo. Ya hay regiones complicadas con las precipitaciones y en este sentido la tendencia climática no es alentadora”, advirtió Stella desde el SMN.

El pronóstico indica que las temperaturas medias serán superiores a la normal en el noroeste del país y norte de Cuyo, en el sur de la Patagonia se mantendrán dentro del promedio y en el resto del país estarán entre lo normal a lo superior. Así, la temperatura media (promedio de las temperaturas registradas a la mañana, tarde, noche y madrugada) en CABA podrán superar los 17º; en Jujuy los 20°, en Córdoba y Salta los 18º y en Mendoza los 17º.



Redacción de Perfil.com