CIENCIA UN NEGOCIO MILLONARIO


Preocupa el creciente comercio ilegal de meteoritos argentinos

Son patrimonio natural pero el Estado no los protege. En la web se venden piezas por hasta $ 120 mil. Esta semana hallaron un cuerpo rocoso de 30 toneladas.

Problema. Gancedo, el meteorito descubierto esta semana en Campo del Cielo (arr.) y las páginas web donde se ofrecen las rocas metálicas.
Problema. Gancedo, el meteorito descubierto esta semana en Campo del Cielo (arr.) y las páginas web donde se ofrecen las rocas metálicas.
Foto:Cedoc Perfil
Hace 4 mil años, un enorme asteroide se desintegró al entrar a la atmósfera terrestre. El resultado fue una lluvia de meteoritos que impactó sobre un área conocida como Campo del Cielo, en el límite entre las provincias del Chaco y Santiago del Estero. Fueron desde pequeñas piedras metálicas hasta el meteorito Gancedo hallado esta semana y que con sus 30 toneladas es el segundo más grande del mundo después del Hoba, de Namibia (ver recuadro).

Por sus características únicas, y su valiosa información sobre los orígenes del sistema solar, esta área donde predominan cráteres y meteoritos llamó la atención de científicos de la NASA, que viajaron en dos oportunidades al Chaco para estudiarla. Sin embargo, en la actualidad se encuentra amenazada por el tráfico ilegal de meteoritos, un negocio que mueve millones de dólares alrededor del mundo.

Para muestra basta con ver cómo proliferan las páginas web donde se ofrecen fragmentos de estas piedras. Por ejempo, en eBay, uno de los sitios más populares destinados a la subasta de productos a través de internet, se ofrecen con fotos cientos de fragmentos de meteoritos de Campo del Cielo con precios que van desde los US$ 42 (piedras de 32 gramos) hasta los US$ 8.500 (por una pieza de 40 kilos).

“Nos preocupa muchísimo el comercio ilegal de meteoritos. Lo que vemos a lo largo de los años es que no se detiene, va en aumento. Hay un daño patrimonial muy grande, que no es sólo para Chaco sino para todo el país y, un perjuicio para la investigación científica porque en cada lugar que se excava y se saca algo, es información que no vamos a recuperar nunca más”, le dijo a PERFIL Mario Vesconi, presidente de la Asociación de Astronomía del Chaco.

TrЗfico. El año pasado Gendarmería secuestró una carga de 215 piezas de meteoritos en una ruta del Chaco y detuvo a cuatro personas. No era la primera vez que se frustraba un robo. En enero de 1990 el meteorito El Chaco, el tercero más grande del mundo, estuvo a punto de ser llevado de forma ilegal a EE.UU. en un caso en el que estuvo involucrado Roberto Haag, un famoso “cazador” de meteoritos.

Este evento dio impulso para la sanción de leyes provinciales y nacionales, y la creación de un área protegida. Pero las penas que se incluyen para quienes buscan lucrar con este patrimonio natural son muy laxas. “Pedimos que se refuercen las leyes y que se destine más control a los accesos y salidas del área”, reclamó  Vesconi.

El tráfico de meteoritos es enorme en la región. Son muy codiciados. Hay mucho por hacer para la protección de ese patrimonio que no sólo consiste en los propios meteoritos y los cráteres sino en el paisaje en el que están inmersos y en las relaciones que esos meteoritos tienen con la gente de la región y viceversa”, explicó el astrónomo y antropólogo Alejandro López, investigador del Conicet y profesor de la UBA.

López trabaja en Campo del Cielo desde 1999 realizando estudios de astronomía cultural y asegura que para los grupos aborígenes que vivían en la zona, los meteoritos ya eran objetos importantes, vinculados al poder.

Para los especialistas, se requiere un trabajo conjunto no sólo en el aspecto de legislación, sino en el aporte de recursos para la protección de la zona y la concientización de su valor científico y cultural. Uno de los proyectos es que Campo del Cielo sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero, según Vesconi, “no se puede pretender que la protejan desde afuera si antes no empezamos por casa”.

Gancedo está de fiesta

Este fin de semana en Gancedo, la localidad chaqueña más cercana a Campo del Cielo, se celebrará la Fiesta Nacional del Meteorito. Allí se expondrá el nuevo cuerpo rocoso hallado esta semana. Se trata del meteorito Gancedo, de 30.800 kilos. Es el segundo más grande del mundo, detrás del Hoba, hallado en Namibia, que supera las 66 toneladas. “El agua nos complicó las tareas de excavación. Hasta el domingo sabíamos que era algo grande pero no su tamaño. Fueron dos días de excavación hasta que lo pudimos ver completo con ayuda de maquinarias y personal del municipio de Gancedo”, contó Vesconi. “Ahora continúan los estudios en el cráter. En toda la línea de San Agustín hay cinco cráteres de tamaños importantes.  Esperamos recuperar meteoritos más grandes”, sostuvo Vesconi, quien realiza estudios en la zona desde 1990.