CIENCIA TRAS CINCO DIAS DE TOMA

Principio de acuerdo en el conflicto del Conicet

El Gobierno propuso prorrogar durante 2017 las becas de los casi 500 postulantes que se habían quedado fuera de la carrera de investigador. Elevaron una contraoferta con cambios.

Reclamo. Desde el lunes, investigadores acampan en el Ministerio en rechazo de los recortes.
Reclamo. Desde el lunes, investigadores acampan en el Ministerio en rechazo de los recortes. Foto:Telam
Al cumplirse el quinto día de la toma del edificio del Ministerio de Ciencia, el conflicto con los investigadores del Conicet quedó a punto de saldarse con una propuesta del Gobierno que contempla extender las becas hasta diciembre de 2017. Al cierre de esta edición, agrupaciones de becarios estaban reunidas en asamblea para debatir la propuesta oficial. Se confiaba en que iba a ser aprobada, pero con modificaciones.

La nueva oferta surgió tras la reunión que mantuvo el ministro Lino Barañao al mediodía con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Casa Rosada. Contempla prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2017 las becas a los 343 postulantes a la carrera de investigador científico que fueron recomendados y no seleccionados para su ingreso y poner a disposición 107 becas extraordinarias para postulantes que actualmente no pertenecen al Conicet.

“A partir de la fecha se inicia un proceso de articulación con los organismos nacionales de ciencia y técnica, las universidades nacionales y empresas, de manera que los postulantes recomendados no seleccionados se incorporen a las instituciones mencionadas”, indica el acta de compromiso. Justamente éste fue uno de los puntos cuestionados por los becarios, quienes pidieron que se excluya a las empresas y que se explicite que aquellos que pasaron el límite de edad pueden volver a presentarse a concurso. Otro de los puntos  a acordar es la creación de una comisión de seguimiento, conformada por un representante de cada sector.

Polémica. El ministerio está tomado desde el lunes, en reclamo por el menor ingreso de becarios a la carrera de investigador del Conicet como consecuencia de un recorte en el presupuesto destinado a ciencia y tecnología. Aunque el epicentro fue el Polo Científico, de CABA, también hubo movilizaciones en Mar del Plata, Córdoba, La Plata y Mendoza.

El conflicto fue eje de un fuerte debate en Twitter al divulgarse resúmenes de algunos proyectos de investigación, sobre todo en ciencias sociales. Esto motivó una carta “Contra la difamación a la investigación científica” de graduados de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP. “Los investigadores en ciencias sociales representan el 25% del Conicet. Sus trabajos constituyen avances para el conocimiento (...). De la misma manera que Newton no estudiaba las manzanas que caían de los árboles sino la fuerza de gravedad, estas investigaciones no estudian las barras de fútbol, el rock nacional o las películas de Disney, sino, por ejemplo, las lógicas de la violencia en las relaciones sociales”.