CIENCIA

Pronostican un otoño lluvioso y más cálido que lo habitual

En marzo podría haber tormentas fuertes. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Télam

Tan sólo en los primeros 65 días de 2014 llovió en la ciudad de Buenos Aires casi la mitad (un 49,8%) de lo que normalmente se puede esperar en un año, según los registros históricos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). “Hasta ahora por las precipitaciones se acumularon 570,66 milímetros de agua cuando el promedio anual es de 1.145,9 milímetros”, reveló Hernán Veiga del Departamento de Climatología del SMN.

En las provincias de Cuyo también se registraron lluvias en abundancia. En San Juan se acumularon en el mismo período 180,5 milímetros de agua, un 110% más del promedio normal que cae durante todo un año (86 milímetros). En San Luis, llovió el 62% de la media anual y las precipitaciones en Mendoza ya alcanzaron el 85% de lo que se espera en un año.

“Las lluvias de febrero se debieron a la configuración con aire frío en el norte de la península Antártica asociado a mucho hielo en esa zona y en el norte del Mar de Weddell. Los sistemas de baja presión que por lo general en verano están circulando en la región antártica se vieron desplazados más al norte cruzando la cordillera de los Andes a la latitud de Mendoza y descargando las lluvias sobre Buenos Aires, el sur de la región mesopotámica y Santa Fe”, explicó Sandra Barriera, del Departamento de Meteorología del Servicio de Hidrografía Naval. “Los vientos cálidos y húmedos entraron en Sudamérica desde el hemisferio norte a la altura de las Guyanas, cruzaron todo el Amazonas cargándose de humedad y después de toparse con los Andes se encontraron con el aire frío a la altura de Mendoza y Buenos Aires”, agregó Barreira.

Pronóstico. Para marzo, pueden darse lluvias intensas en el centro y noreste de la Argentina. “No se descartan tormentas en las que llueva mucho en un corto plazo o con un total diario importante”, remarcó Veiga. De acuerdo a la previsión climática trimestral por consenso que realiza el SMN, en los meses de marzo, abril y mayo las precipitaciones serán normales o superiores al promedio en el norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y el sur de la Patagonia. En cambio, en el noreste se prevén precipitaciones dentro del rango normal a inferior. El resto del país estará dentro del promedio.

En el otoño se espera que la temperatura media sea de normal a superior en casi todo el país, con excepción del sur de la Patagonia en donde la tendencia estará entre lo normal a inferior de lo normal. La temperatura media es un promedio de las marcas térmicas registradas cuatro veces al día durante la mañana, tarde, noche y madrugada. Así la temperatura media de la ciudad de Buenos Aires es de 18º centígrados, la de Córdoba 17º, Salta 16º, Iguazú (Misiones) 21º, Mendoza 16º, Bariloche 8º y Viedma 14º; marcas térmicas que podrán verse superadas durante el otoño. “Es poco probable que vuelva a haber olas de calor como en enero, aunque marzo a veces tiene algunos días muy calurosos”, comentó Barreira.

La tendencia climática trimestral se realiza desde 2013. Además del SMN, participan el Servicio Meteorológico de la Armada Argentina, el Instituto Nacional del Agua, la UBA, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Conicet, la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro y la Comisión Regional del Río Bermejo. Un estudio del SMN sobre la verificación del pronóstico concluyó que en la temperatura media, el porcentaje de aciertos supera el 60% en el centro y norte del país y en el norte de la Patagonia. En el pronóstico de precipitaciones, el mayor porcentaje de aciertos se da en el este del país, con valores que oscilan entre el 60% y 90% y disminuye en el oeste y sur.



Cecilia Farre