CIENCIA LA PREFERENCIA POR EL TELETRABAJO


Seis de cada diez argentinos desean ser nómades digitales


Foto:AFP
Una encuesta publicada esta semana, y en la que se entrevistó a más de 400 personas de todo el país, revela cuáles son las preferencias actuales que, en materia de prácticas laborales, ya tiene una sólida mayoría de argentinos: seis de cada diez encuestados aseguró que “le gustaría que en su trabajo se impulsaran más políticas que faciliten aprovechar la libertad que ofrece la tecnología para poder trabajar desde cualquier parte del mundo”.
Este fenómeno es conocido entre los especialistas como “nómadismo digital”.
La flamante investigación, denominada “El nuevo estilo de vida de los nómadas digitales en Argentina” y hecha por encargo de la empresa Microsoft, tiene un margen de error menor al 5% y constató algo llamativo: muchas personas  afirman estar dispuestas, incluso, a trabajar más tiempo  bajo esta modalidad.
Según dijo Gabriel Gordon, director de Productividad de Microsoft para Argentina y Uruguay, “el 54% aseguró que estaría dispuesto a estar disponible fuera de su horario laboral regular, e incluso a trabajar más horas, a cambio de tener una mayor flexibilidad en el lugar desde donde hacerlo”.
Justamente bajo el concepto de “nomadismo digital”, muchas compañías engloban la posibilidad de teletrabajo que –cada vez más– se ofrece a muchos empleados. De hecho, el 44% de los encuestados dijo que “puede trabajar siempre, o en determinadas ocasiones, fuera de su oficina o empresa”.
¿Cuáles son las principales ventajas que se asocian con estas prácticas?
Una mayor libertad para conocer nuevas culturas, al poder viajar (89%); mayores oportunidades para que las mujeres desarrollen su carrera profesional (84%) y tener un buen balance entre vida personal y profesional (81%). Finalmente, el 71% dijo que esta práctica les genera menos estrés laboral.
También se mencionaron otros beneficios: flexibilidad en el horario laboral para manejar los tiempos propios (43%); ahorro de dinero y  de tiempo en el traslado (14%) y una mejora en la calidad de vida (13%).
Aunque muchos empresarios consideran que esta modalidad empeoraría la competitividad de sus empresas, lo cierto es que la percepción de los empleados sobre este tema es muy diferente. Por ejemplo, el 87%  consideró que, haciendo teletrabajo, “su productividad aumenta o se mantiene igual”.
Por otra parte, no parece haber muchas dudas a la eventual hora de negociar estas posibles opciones ya que el 70% afirmó que “aceptaría trabajar fuera de la oficina todos los días si se lo ofrecieran”.  Y un detalle: ésta es una posibilidad que todos parecen preferir, ya que el universo encuestado abarcó a personas de entre 18 y 80 años de edad.

Enrique Garabetyan