CIENCIA ALERTA SANITARIA

Tras el agua, crece el riesgo de leptospirosis, hantavirus y rabia

El Ministerio de Salud bonaerense busca prevenir enfermedades entre inundados. Desmienten que haya más mordeduras de víboras. 

Foto:Telam

Mientras las aguas bajan y los evacuados comienzan a regresar a sus hogares, las autoridades sanitarias están en alerta por el riesgo de un incremento de enfermedades asociadas con las inundaciones. Entre ellas, afecciones respiratorias, como asma, gripe y resfríos, cuadros de gastroenteritis y patologías transmitidas por el contacto con animales, como leptospirosis, hantavirus y rabia. Otro riesgo frecuente derivado del temporal es el contacto con animales ponzoñosos, como serpientes o arañas.

Por este motivo, las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires armaron un plan sanitario que incluye diversas medidas preventivas, como un plan de vacunación y asistencia a los afectados. “Por ahora, no hemos  declarado la emergencia sanitaria”, le aseguró a PERFIL Luis Crovetto, director provincial de Atención Primaria. Y detalló que “el plan incluye asistencia y contención –incluso psicológica– a los afectados que lo necesiten”.

Según el ministerio bonaerense, las enfermedades relacionadas con las inundaciones están contenidas. “Tenemos registrados algunos  casos aislados de chicos con diarrea en centros de evacuados, algo común en estas situaciones. Pero ya fueron tratados”, explicó el funcionario. También detalló que hubo unos pocos registros de picaduras de animales ponzoñosos. Según un relevamiento realizado en diferentes centros de salud, los casos registrados estuvieron relacionados con mordeduras de especies de culebras inofensivas, y a cada uno de los pacientes se le indicó el tratamiento a seguir y su estado no reviste ningún tipo de gravedad.

Prevención. Como parte de la campaña se armó un pack de vacunación. “Toda persona que permaneció en contacto con el agua, o que está evacuada, recibe un combo preventivo que incluye vacunas contra la hepatitis A, el neumococo, la gripe y la antitetánica”, dijo Crovetto.

Otras dos patologías típicamente asociadas a inundaciones y que intentarán evitar por medio de la desinfección son el hantavirus y la leptospirosis. “Hay que eludir el contacto con ratas y ratones. Y si se encuentran muertos, se recomienda recogerlos con guantes, colocarlos en doble bolsa de nailon y enterrarlos”.
Para los próximos días, cuando las condiciones mejoren, desde el ministerio recomiendan realizar una desinfección completa, que consiste en repasar toda la vivienda con agua y lavandina (una taza de lavandina por balde de agua) y dejar secar en forma natural, con puertas y ventanas abiertas. Además, desechar todo alimento que haya estado en contacto con el agua.

Finalmente, el director de Atención Primaria adelantó que cuando el clima mejore, “los equipos del ministerio bonaerense comenzarán con tareas intensivas de desratización y de fumigación de viviendas y espacios públicos”. Y redoblarán las precauciones contra otras zoonosis. Para eso se planea instalar puestos sanitarios para hacer vacunación antirrábica y desparasitación y castración de mascotas. Está previsto que los equipos comiencen a trabajar el próximo lunes en Campana, Salto y Areco y el martes en Luján y Pilar.



Enrique Garabetyan