CIENCIA MEDIDA SALUDABLE

Tras la suba de impuestos a los cigarrillos, el 40% de los fumadores cambió su consumo

Un estudio demostró el impacto que tuvo el incremento del precio de los cigarrillos en la salud. El 32% de las personas pensó en dejar de fumar tras la medida y un 8% efectivamente lo dejó.

El cigarrillo produce más de 40 mil muertes al año en Argentina
El cigarrillo produce más de 40 mil muertes al año en Argentina Foto:Shutterstock

La epidemia de tabaco es la principal causa prevenible de muerte en todo el mundo. En la Argentina el cigarrillo produce 44.854 muertes por año. Una de las medidas más eficaces para reducir el consumo e incentivar a las personas a que dejen de fumar es incrementar los impuestos al tabaco, según recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Ahora, un estudio realizado por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina evaluó el impacto que tuvo el aumento del precio de los cigarrillos en la actitud de los fumadores y sus hábitos de consumo. La encuesta entre 1.400 adultos de la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba, Rosario, Tucumán, Buenos Aires y Mendoza, reflejó que un 52% de los encuestados consumía tabaco en mayo de 2016, fecha en que se incrementaron los impuestos internos a los cigarrillos a través del decreto N°626.

Tras la medida, cuatro de cada diez consumidores de tabaco modificaron su comportamiento de consumo. Entre los principales cambios se destacan la reducción en la cantidad de cigarrillos consumidos (81,7%), la compra de paquetes de menos unidades (50,9%) y el reemplazo por marcas más baratas (26,75). A su vez, la investigación reflejó que el 32% de las personas que consumían tabaco al momento de incremento de los impuestos, pensó en dejar de fumar tras la medida; el 26% intentó dejar el cigarrillo y un 8% efectivamente lo dejó.

“Si bien el estudio es una muestra pequeña, la evidencia científica demuestra que el aumento de los impuestos y el precio al tabaco es la medida más eficaz para reducir el consumo, incentivar a las personas a dejar de fumar y prevenir el inicio del tabaquismo en niños, niñas y adolescentes”, le dijo a PERFIL Marita Pizarro, codirectora ejecutiva de FIC Argentina.

En mayo de 2016, la Argentina estableció un incremento de los impuestos internos a los cigarrillos del 60% al 75% que provocó un aumento en el precio de venta al público. Dicho decreto fue prorrogado a través del decreto 15/2017 hasta diciembre del 2017. “Necesitamos una ley nacional de impuestos al tabaco que haga sustentable la medida a mediano y largo plazo y que alcance a todos los productos del tabaco, no sólo a los cigarrillos”, advirtió Pizarro.

Y agregó: “El poder de compra (asequibilidad) de los cigarrillos está en ascenso. Los primeros meses de 2016 un empleado del sector privado registrado con un sueldo promedio podía adquirir más de 700 paquetes mensuales de 20 unidades. Tras el aumento, en mayo de 2016, se redujo a 497 paquetes. Sin embargo, el impacto de la política fiscal comenzó a diluirse en los meses siguientes: en abril de 2017 se podían adquirir 566 paquetes. Por eso, es necesario que se avance con una medida que contemple aumentos periódicos por encima del nivel de ingresos y de la inflación, para reducir el poder de compra de modo progresivo”.

La investigación reflejó que el 52% de los encuestados consumía tabaco. El consumo diario de cigarrillos predominaba en mujeres jóvenes, menores de 30 años y de nivel socio-económico bajo, lo que pone en evidencia el desplazamiento de la epidemia del tabaco en Argentina hacia sectores más vulnerables. El estudio mostró, además, la opinión de la población ante el aumento de impuestos al tabaco. En este sentido, hay un amplio apoyo a la medida, incluso entre las personas que consumen tabaco: 54% de las personas que fumaban en mayo de 2016 manifestó estar de acuerdo.